Economía y mercados

¿Se está desglobalizando la economía mundial?

Desde que comenzó la guerra comercial entre Estados Unidos y China en 2018 (que se profundizó aún más durante la pandemia), los inversionistas han expresado su preocupación por la desglobalización. Y es justamente esta idea, de que el mundo está cada vez menos interconectado, es la que tiene el potencial de afectar a los mercados financieros, al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y a las ganancias corporativas.

Pero empecemos primero con las buenas noticias. A finales de 2023, las economías del mundo no mostraban signos de que se esté produciendo una rápida desglobalización. La integración económica y sus beneficios para los márgenes de ganancias corporativas permanecen intactos. Todo esto a pesar de dos golpes graves: los aranceles impuestos por Estados Unidos a muchas importaciones chinas y las sanciones sin precedentes a Rusia por invadir a Ucrania (que produjeron un impacto comercial aún más extremo).

Nuestro análisis de los datos comerciales muestra que las cadenas de suministro son flexibles, resilientes y cada vez más diversificadas (la producción se está trasladando a otros lugares). Esto es lo que podría llamarse una maduración lenta para alejarse de la excesiva concentración en China, lo cual no solo es positivo para el crecimiento económico de varios países, sino un buen augurio para la resistencia del sistema de comercio mundial ante futuras crisis económicas.

Ahora, las noticias menos buenas. Estados Unidos todavía depende mucho de China en lo que se refiere a algunas importaciones críticas, como productos farmacéuticos (ciencias de la vida y biotecnología) y componentes de armas avanzadas, lo que genera una importante preocupación por la seguridad nacional en a lo largo del espectro político estadounidense.

A finales de noviembre, el presidente Joe Biden invocó la Ley de Producción de Defensa (utilizada durante la Segunda Guerra Mundial para adaptar fábricas para uso militar), para estimular la relocalización de la producción crítica (el regreso a Estados Unidos de operaciones corporativas previamente trasladadas a otro país), dada la escasez de productos farmacéuticos a nivel nacional.

En este artículo analizaremos los patrones emergentes en el comercio internacional, países que se están beneficiando, perspectivas para los bienes críticos y lo que el impulso de la relocalización podría significar para los inversionistas, a medida que se va desarrollando en los próximos años.

Los datos: globalización y cadenas de suministro cambiantes

China ha estado al centro de las tensiones comerciales desde 2018. Se esperaría entonces que, si el mundo se estuviera realmente desglobalizando, su participación en el comercio global disminuyese. Sin embargo, por el contrario, las exportaciones desde el país asiático más bien han aumentado, así como también lo ha hecho la relación entre el comercio mundial de bienes y la producción industrial mundial1.

 

La desglobalización no es evidente en los datos comerciales agregados
% Relación indexada a 2018 = 100
Fuentes: Haver Analytics, Fondo Monetario Internacional y Oficina de Análisis de Política Económica de Países Bajos. Información al 30 de noviembre de 2023.

Las divergencias específicas de cada país operan bajo la superficie. China afirmó su dominio en las exportaciones a partir de la década de 2000, cuando tras ser admitida en la Organización Mundial del Comercio, ganó 10 puntos porcentuales en la participación de las importaciones estadounidenses. Sin embargo, desde que comenzó la guerra comercial con Estados Unidos en 2018, las cifras han caído.

La imposición de aranceles a alrededor de 66% de las importaciones procedentes de China por parte de Estados Unidos ha cambiado notablemente la ubicación del comercio. Si bien entre 2016 y 2023 la participación china en las importaciones estadounidenses disminuyó, esa caída fue compensada por los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), India y los países de América Latina. Por su parte, Europa Central y Oriental, Medio Oriente y África (CEEMEA) no registraron aumentos.

Guerra comercial entre Estados Unidos y China generó ganadores y perdedores en las importaciones
Cambio en importaciones de EE.UU. de cada región como % de total (2000-2023), %
Fuentes: Haver Analytics y Fondo Monetario Internacional. Información al 24 de octubre de 2023. Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean por sus siglas en inglés) incluye a Indonesia, Malasia, Filipinas, Tailandia, Vietnam y Singapur (se excluye a Brunéi, Camboya, Laos y Myanmar). Europa Central y Oriental, Oriente Medio y África (CEEMEA por sus siglas en inglés) incluye a República Checa, Polonia, Hungría, Rusia y Turquía. América Latina incluye a Brasil, México, Argentina, Colombia, Chile y Perú.
Veamos los cambios a nivel de país. ¿Qué economías han aprovechado la pérdida de espacio de China para liderar el aumento en la participación de las exportaciones a Estados Unidos? México y Vietnam destacan como los dos principales beneficiarios. India y Tailandia también han logrado avances notables. El otro gran cambio visible es el de Rusia: la pérdida de participación fue una consecuencia directa de la guerra en Ucrania y del nivel sin precedentes de sanciones implementadas tras la invasión.
México, Vietnam, India y Tailandia obtuvieron la mayor participación en las importaciones estadounidenses
Cambio de participación por país en importaciones totales de EE.UU. (2016-2023), %
Fuentes: Haver Analytics y Fondo Monetario Internacional. Información al 24 de octubre de 2023.

Las importaciones estadounidenses de artículos arancelados desde China han caído alrededor de 70 mil millones de dólares. Mientras tanto, Vietnam ha experimentado el mayor aumento porcentual, 170%. En términos de dólares, México ha registrado las mayores ganancias, con más de 153 mil millones de dólares. Las exportaciones más importantes son semiconductores y componentes electrónicos relacionados, autopartes y otros artículos afectados por las tasas arancelarias de 25% impuestas a China, como los aceites obtenidos de minerales bituminosos.

En el apéndice hemos incluido una tabla que enumera los artículos arancelados en la guerra comercial entre Estados Unidos y China y muestra el valor de las importaciones estadounidenses entre 2016 y 2023 para los cinco países cuya participación ha cambiado más (China, México, Vietnam, India y Tailandia).

Caída de importaciones estadounidenses de productos arancelados chinos favorece a México y Vietnam
Importaciones totales de EE.UU. de productos arancelados (miles de millones de dólares)
Fuentes: Instituto Peterson de Economía Internacional y datos de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC por sus siglas en inglés). Información al 30 de noviembre de 2023. Productos arancelados:  Productos arancelados: aquellos sujetos a los aranceles impuestos por Estados Unidos a China en 2018.

Es probable que, incluso sin la guerra comercial, igual se hubiera producido alguna migración. China ha ido ascendiendo en la cadena de valor, al trasladar la producción menor a lugares menos costosos. Por ejemplo, su valor agregado en las exportaciones de maquinaria y equipo aumentó marcadamente en el período analizado, mientras que el de las prendas de vestir se redujo2. A medida que los costos laborales en el país han crecido, mantener localmente procesos menos complejos y que requieren de un uso intensivo de mano de obra ha tenido cada vez menos sentido.

Esto se vuelve relevante al considerar la dependencia actual de Estados Unidos de las sofisticadas exportaciones chinas, incluyendo la biotecnología y componentes de armas avanzadas. Cuanto más establezca China una barrera protectora alrededor de este tipo de productos (a través de diversas dotaciones, incentivos y el carácter de su economía3), más difícil será para los estadounidenses eliminar el riesgo en áreas críticas relacionadas con la seguridad nacional.

Transbordo, valor agregado y sustitución de importaciones

En términos más generales, no podemos decir con precisión en qué medida la guerra comercial, el traslado al extranjero de la manufactura china de baja gama o la guerra en Ucrania explican el aumento de las exportaciones de otros países a Estados Unidos. Sin embargo, al segmentar los datos comerciales a un nivel granular4, podemos obtener más detalles.

Al realizar el análisis, vemos que el desvío comercial (traslado de mercancías a través de un tercer país) ha sido más pronunciado en Vietnam que en México. Es probable que la producción mexicana de valor agregado haya impulsado mucho más las ganancias de las exportaciones5. Estos aumentos confirman la idea de que se está construyendo una mayor resiliencia en la base de importaciones de Estados Unidos, ayudada por la proximidad y vínculo de México con el sistema ferroviario estadounidense.

Según una extensa investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI), desde una perspectiva corporativa, las empresas buscan fortalecer cada vez más sus cadenas de suministro a través de la relocalización (nearshoring) de la producción. Desde que comenzó la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la inclusión de “relocalización”, “deslocalización” y “externalización cercana” en las presentaciones de resultados corporativos han aumentado “casi 10 veces”6.

También es importante señalar que los legisladores mexicanos han presionado para lograr una mayor producción de valor agregado. Las “reglas de origen” del Tratado entre México Estados Unidos y Canadá (T-MEC) de 2018 estipulan el uso de insumos norteamericanos para la producción, especialmente en el sector automovilístico7.

Sin embargo, es poco probable que la relocalización de la actividad en México sea de gran ayuda para el empleo. De hecho, en los últimos años, la proporción de trabajos en la manufactura ha caído8, probablemente debido a la automatización industrial. Esto puede reflejar un cambio más amplio en términos más generales, ya que a medida que la mecanización cobra fuerza a nivel mundial, el sistema de comercio podría estar avanzando hacia un punto en el que las empresas no busquen primordialmente optimizar los costos laborales sino, más bien, otros como los del transporte9. Y en este sentido México destaca, ya que sus costos de envío a Estados Unidos son sustancialmente más bajos que los de China.

México destaca por envíos de bajo costo a Estados Unidos
Costo de envío de importaciones estadounidenses por región como % del valor enviado (2023)
Fuente: Oficina del Censo de Estados Unidos. Información al 30 de noviembre de 2023.

Una fuerte caída en las exportaciones de semiconductores (y equipos) de China a Estados Unidos también se ha visto envuelta en la guerra comercial entre ambos países, ya que, desde 2016, han disminuido aproximadamente 54%. Sin embargo, éstas no son fácilmente sustituidas por otros fabricantes, particularmente porque las empresas chinas se especializan en chips “heredados” (menos sofisticados) con bajos márgenes de ganancia.

Es posible que esta falta de sustitución haya jugado un papel importante en el choque inflacionario que registró la economía estadounidense en 202110. De hecho, la grave escasez de chips para automóviles y otros artículos discrecionales son los que crearon la subida de precios11.

Esto indica la vulnerabilidad del sistema de comercio global y por qué una dependencia tan alta de China para importaciones críticas (el tema que abordaremos a continuación) puede representar no sólo un riesgo para la seguridad nacional, sino también económico. Además, muestra por qué, a largo plazo, la relocalización de las cadenas de suministro puede generar mayor resiliencia y proteger contra futuras crisis.

Cambios en las importaciones críticas

La dependencia de China en lo que respecta a varios sectores cruciales, incluidos ciencias de la vida, biotecnología y componentes de armas avanzadas, es considerado por ambos lados del espectro político como un riesgo grave para la seguridad nacional de Estados Unidos.

¿Cómo han cambiado las importaciones estadounidenses de estos bienes estratégicos, definidos como productos de tecnología avanzada (PTA) por la Oficina del Censo de Estados Unidos? Estos actualmente se ubican en 10 amplias categorías (actualizadas anualmente): biotecnología, ciencias de la vida, optoelectrónica, información y comunicaciones, electrónica, fabricación flexible, materiales avanzados, aeroespacial, armas y tecnología nuclear12. Sorprendentemente, los productos relacionados con estos sectores se han visto menos afectados por los aranceles estadounidenses.

Aranceles afectan importaciones de tecnología avanzada desde China
Importaciones de PTA de Estados Unidos por país (millones de dólares)
Fuentes: Oficina del Censo y datos de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC por sus siglas en inglés). Información al 30 de noviembre de 2023. PTA: Productos de tecnología avanzada.

Durante la guerra comercial con China, Estados Unidos ha impuesto aranceles a PTA mayormente relacionados con electrónica, fabricación flexible, materiales avanzados, aeroespacial y tecnología nuclear. Sin embargo, solo representan 45% de las importaciones estadounidenses de este tipo de bienes.

De hecho, varios PTA estratégicos (biotecnología, ciencias de la vida y armas) han estado menos sujetos a aranceles y, más bien, la participación china en estas exportaciones a Estados Unidos está aumentando. Es importante mencionar que China continúa obteniendo ganancias sobre las categorías no aranceladas, ya que han crecido alrededor de 20 mil millones de dólares desde 2016 (ver el apéndice para el desglose de las categorías PTA responsables de ese incremento).

A excepción de los productos arancelados, exportaciones chinas de alta tecnología a Estados Unidos han crecido
PTA de EE. UU. e importaciones no arancelarias por país (miles de millones de dólares)
Fuentes: Instituto Peterson de Economía Internacional, Oficina del Censo de Estados Unidos y datos de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC por sus siglas en inglés). Información al 30 de noviembre de 2023. PTA: Productos de tecnología avanzada. Productos no arancelados:  aquellos no sujetos a los aranceles impuestos por Estados Unidos a China.

En los últimos años, las importaciones de Estados Unidos de medicamentos vitales han aumentado sustancialmente. Para muchos legisladores estadounidenses, esto representa un riesgo para la seguridad nacional. Sin embargo, el país no ha tenido más remedio que depender cada vez más de China para este tipo de productos farmacéuticos, dada la grave escasez de capacidad de producción interna13.

El gobierno de Joe Biden es consciente de este punto crítico y en noviembre de 2023 invocó la Ley de Producción de Defensa para permitir inversiones más rápidas en la fabricación nacional de medicamentos esenciales, contramedidas médicas e insumos críticos que el presidente considera fundamentales para la defensa nacional del país14.

Contrariamente al patrón de otro países que ganan participación en las exportaciones a Estados Unidos de productos por lo que China debe pagar aranceles, el aumento en las exportaciones de PTA no aranceladas ha sido menos impresionante.

Es importante continuar observando la evolución de las exportaciones de PTA no aranceladas, ya que las ganancias en los próximos trimestres y años podrían indicar cambios en la cadena de suministro manufacturera, en previsión de un mayor aumento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China15. Vigilaremos las decisiones de los líderes empresariales multinacionales, quienes hasta este momento siguen inseguros sobre las intenciones de los legisladores en torno a bienes de importancia estratégica.

Como se mencionó anteriormente, los aranceles han jugado un papel importante en el cambio del rol comercial de China. Sin embargo, cuando se trata de productos tecnológicos de importancia estratégica no sujetos a aranceles, sus exportaciones a Estados Unidos siguen siendo sólidas. De hecho, en relación con su PIB, éstas no solo son estables sino que ahora superan el nivel de 2018, incluso cuando las importaciones estadounidenses generales desde ese país se han desplomado16.

Exportación china de tecnologías avanzadas a Estados Unidos sigue sólida
Exportaciones de China a Estados Unidos como porcentaje del PIB chino, indexado en 2018 = 100
Fuentes: Instituto Peterson de Economía Internacional, Oficina del Censo de Estados Unidos y datos de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC por sus siglas en inglés). Información al 30 de noviembre de 2023. PTA: Productos de tecnología avanzada. Exportaciones aranceladas: productos chinos sujetos a aranceles de Estados Unidos.

¿Hacia dónde podría ir el comercio estratégico?

La guerra comercial ha tenido grandes efectos en términos de disminución de las exportaciones de China a Estados Unidos. Sin embargo, cuanto más profundizamos en los detalles de la caída, más matices vemos en un panorama en el que Estados Unidos sigue dependiendo en gran medida para ciertas categorías de comercio estratégicamente importantes.

Esperamos que los legisladores estadounidenses busquen reducir aún más el riesgo y reduzcan el comercio en estos sectores críticos. La forma exacta que puede adoptar este esfuerzo dependerá, en gran medida, del resultado de las elecciones presidenciales de 2024.

Es probable que el Partido Demócrata continúe impulsando políticas destinadas a reducir los costos de producción en Estados Unidos y sus socios comerciales más próximos (como México), al tiempo que destina dólares fiscales a aumentar la demanda de relocalización en sectores específicos (los ejemplos hasta la fecha incluyen la Ley CHIPS de 2022 y la Ley de Reducción de la Inflación de 2023)17. El Partido Republicano parece enfocado en aumentar los costos de los productos producidos en el extranjero (por ejemplo, a través de la imposición de aranceles)18.

¿Cómo está evolucionando el comercio en otras regiones?

Dos casos de estudio finales sirven para contrastar el estado actual de la globalización: Rusia es un ejemplo dramático de flexibilidad comercial, que ilustra cómo las cadenas de suministro resilientes pueden preservar las importaciones de una nación a pesar de sanciones sin precedentes. Por otro lado, la falta de una creciente participación de América del Sur en las exportaciones estadounidenses muestra cómo factores clave (entre ellos infraestructura y desarrollo humano) pueden obstaculizar el comercio, a pesar del potencial que ofrece un sistema global flexible.

Rusia: un espectacular ejemplo de flexibilidad comercial

Desde el estallido de la guerra en Ucrania, el comercio con Rusia presenta un dramático ejemplo de flexibilidad comercial. Las cadenas mundiales de suministro manufacturero han demostrado tal resiliencia en los últimos 18 meses que, esencialmente, han salvado a la economía rusa. Esa es la razón principal por la que, desde abril de 2022, el FMI ha revisado drásticamente al alza su pronóstico para el PIB ruso. En ese momento había proyectado una caída de 10,6% para 2023 (en relación con el nivel de 2021), sin embargo, ahora considera que crecerá 0,13%.

Economía de Rusia está mucho mejor de lo esperado
Producto Interno Bruto real de Rusia, indexado a 2021 = 100
Fuentes: Haver Analytics y Fondo Monetario Internacional (FMI). Información al 31 de octubre de 2023. Estimaciones futuras basadas en proyecciones del FMI.
Para determinar los cambios que ayudaron a mantener a flote la economía de Rusia, analizamos las exportaciones a ese país entre 2021 y 2023. A medida que la participación de Estados Unidos y Europa colapsó, China, India (en menor medida) y países de Asia occidental y central, incluyendo Turquía, Armenia, Kazajstán, Kirguistán y Azerbaiyán aumentaron considerablemente la suya.
Rusia ha pasado de comerciar con Occidente a depender fuertemente de China
Cambio de participación de exportaciones mundiales a Rusia por país (2021-2023), %
Fuentes: Fondo Monetario Internacional y Haver Analytics. Información al 30 de septiembre de 2023.

América del Sur: tanto potencial y tan poca ganancia

Esperábamos que la diversificación del comercio produjese fuertes aumentos en la participación de América del Sur en las exportaciones estadounidenses. La subregión no solo tiene una proximidad favorable, sino vínculos geopolíticos históricamente estrechos con Estados Unidos. Sin embargo, el cambio ha sido casi inexistente para Brasil, Colombia, Argentina, Chile y Perú.

Varias razones pueden explicar el rezagado desempeño de la región:

  • Baja complejidad de fabricación: del total de las importaciones estadounidenses de productos de tecnología avanzada en 2023, el porcentaje originado en América del Sur se acerca a casi cero (0,31%). Las principales exportaciones de las economías más grandes son materias primas: mineral de hierro para Brasil, mineral de cobre para Perú y Chile, y petróleo crudo (y café) para Colombia.
Economías latinoamericanas exportan principalmente productos básicos
Tres principales exportaciones de países latinoamericanos (%)
Fuentes: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Información al 31 de diciembre de 2021. Los datos son los últimos disponibles.
  • Mala calidad e infraestructura comercial limitada: las exportaciones de los países del Cono Sur podrían ser 30% más altas si la brecha de infraestructura frente a las economías avanzadas fuese la mitad19. Los costos de envío a Estados Unidos son altos (a diferencia de México, la subregión carece de un enlace directo con el sistema ferroviario estadounidense). El ambicioso y planificado proyecto de Ferrocarril Bioceánico para conectar la costa pacífica de Perú con la costa atlántica de Brasil reduciría estos costos, particularmente a Europa y Asia, pero ha enfrentado repetidos reveses incluyendo el ambiental (porque atravesaría la selva amazónica20).
  • Desarrollo de capital humano comparativamente bajo (el conjunto de conocimientos, habilidades, educación, salud y otros atributos que contribuyen a la capacidad de los trabajadores para producir valor económico), combinado con un dominio del inglés relativamente bajo21 y el retraso en el desarrollo del capital humano limita el comercio de bienes y, probablemente, también frena las exportaciones de servicios, incluso cuando la zona horaria es muy adecuada para ofrecer trabajo remoto a empresas norteamericanas22.

La globalización está intacta

A pesar de varias crisis importantes en los últimos años, la globalización permanece intacta. Su preservación es un testimonio de la flexibilidad de las cadenas de suministro mundiales de fabricación. Las multinacionales han demostrado que pueden adaptarse rápidamente a nuevas políticas y girar en torno a mayores riesgos geopolíticos. Esta elasticidad ha ayudado a que los márgenes de ganancias corporativas mantengan los avances históricos logrados en las últimas décadas.

Sin embargo, en varias áreas de importancia estratégica clave, Estados Unidos todavía depende en gran medida de las importaciones chinas. Esperamos que los líderes sigan impulsando políticas destinadas a reducir los riesgos en áreas que son críticas para la seguridad nacional. Este desafío presenta una oportunidad para muchos países emergentes. La infraestructura comercial, competitividad y desarrollo del capital humano determinarán en gran medida quiénes se beneficiarán de estas tendencias.

Nuestro análisis también respalda una visión positiva sobre el sector industrial en los mercados de valores a nivel mundial. Recientemente, Michael Cembalest, presidente de Estrategia de Inversión y Mercado de la división de Gestión Patrimonial y Activos de J.P. Morgan, escribió favorablemente sobre éste en su Perspectiva 2024 y mencionó impulsores de crecimiento seculares duraderos y valuaciones económicas (especialmente en lo que se refiere a las acciones tecnológicas).


Apéndice

Comercio de productos arancelados
Fuentes: Instituto Peterson de Economía Internacional y datos de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC por sus siglas en inglés). Información al 30 de noviembre de 2023.   aquellos sujetos a los aranceles impuestos por Estados Unidos a China en 2018.
Comercio de productos de tecnología avanzada
Fuentes: Oficina del Censo de Estados Unidos y datos de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC por sus siglas en inglés). Información al 30 de noviembre de 2023. PTA: Productos de tecnología avanzada.
Comercio de productos arancelados de tecnología avanzada
Fuentes: Instituto Peterson de Economía Internacional, Oficina del Censo de Estados Unidos y datos de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC por sus siglas en inglés). Información al 30 de noviembre de 2023. PTA: Productos de tecnología avanzada. Productos arancelados: aquellos sujetos a los aranceles impuestos por Estados Unidos a China en 2018.
Comercio de productos no arancelados de tecnología avanzada
Fuentes: Instituto Peterson de Economía Internacional, Oficina del Censo de Estados Unidos y datos de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC por sus siglas en inglés). Información al 30 de noviembre de 2023. PTA: Productos de tecnología avanzada. Productos no arancelados:  aquellos no sujetos a los aranceles impuestos por Estados Unidos a China.
1Aunque está fuera del alcance de este artículo, también observamos que el aumento del trabajo remoto en todo el mundo ha impulsado el comercio global de servicios, una tendencia que probablemente continuará desarrollándose. Tobias Sytsma, “La globalización del trabajo remoto: ¿la deslocalización digital causará sensación en el mercado laboral de Estados Unidos?” Corporación RAND, 2022.
2Según la base de datos de Comercio en Valor Agregado (TIVA por sus siglas en inglés) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, la participación del valor agregado en las exportaciones de prendas de vestir de China cayó de 17,2% en 2000 a 9,4% en 2020, mientras que la de maquinaria se duplicó con creces durante el mismo período, al pasar de 2,5% a 5,5%. “Principales indicadores de TIVA”, oecd.org, 2023.
3Si bien está fuera del alcance de este artículo, se puede decir que este “foso” incluye depósitos minerales, calidad de la educación e integración del sector manufacturero, entre muchos otros factores involucrados en el ascenso histórico de China en el dominio manufacturero. Lea sobre el dominio reciente en la producción de tecnologías: Alan Weissberger, “Rastreador de tecnología crítica de ASPI ubica a China adelante en 37 de las 44 tecnologías evaluadas”, Blog de tecnología, IEEE Communications Society, Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos, 3 de marzo de 2023.
4Hemos realizado construcciones novedosas de datos, a través del sistema de codificación del Programa Arancelario Armonizado (HTS por sus siglas en inglés), para examinar los componentes de las importaciones de bienes estadounidenses. Consideramos las categorías comerciales HTS en el nivel más granular: códigos de 10 dígitos.
5Importantes retrasos en la publicación de datos nos impiden responder definitivamente a esta pregunta en estos momentos. Sin embargo, al examinar la tendencia de las exportaciones aranceladas (en relación con el PIB) a Estados Unidos antes y después de 2018 (inicio de la guerra comercial), vemos un fuerte aumento de Vietnam y no de México. Esto respalda la idea de que el desvío del comercio ha sido más pronunciado en el país asiático y demuestra que, para eludir los aranceles, los bienes se están exportando desde China hasta Vietnam, para luego ser reexportados a Estados Unidos.
6Kristalina Georgieva, “Enfrentar la fragmentación donde más importa: comercio, deuda y acción climática”, Blog del FMI, 16 de enero de 2023.
7El T-MEC elevó el requisito de valor de contenido regional a 75% (desde 62,5% del Tratado de Libre Comercio de América del Norte) y exige que al menos 70% de las compras de acero y aluminio se origine en América del Norte. Los fabricantes chinos están construyendo infraestructura de exportación en México para acercarse al mercado de consumo estadounidense y, según The Economist, para eludir los aranceles. “Por qué las empresas chinas están acudiendo en masa a México: el país ofrece una puerta trasera a Estados Unidos”, The Economist, 23 de noviembre de 2023.
8De 8,9% en 2019 a 8,25% en 2023, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.
9También señalaríamos que los costos laborales no son demostrablemente más bajos en México que en China. El índice Big Mac (ajustado), elaborado por The Economist y comúnmente utilizado como indicador para comparar los costos laborales, muestra que mientras que México es 17,1% menos costoso que Estados Unidos, China lo es en 15,6%.
10Chad P. Bown, “Cuatro años después de la guerra comercial ¿se están desvinculando Estados Unidos y China?” Blog de Realtime Economics, Instituto Peterson de Economía Internacional, 20 de octubre de 2022.
11En nuestra opinión, abril de 2021 marcó el comienzo del choque inflacionario. Durante ese mes, la inflación del componente automóvil en los datos del Índice de Precios al Consumidor se disparó a una tasa anualizada de más de 60%.
12Códigos de referencia del comercio internacional, Oficina del Censo de Estados Unidos.
13Eduardo Jaramillo, “La escasez de medicamentos en Estados Unidos resalta la dependencia de las cadenas de suministro grises de China”, The China Project, 7 de junio de 2023.
14"Hoja informativa: El presidente Biden anuncia nuevas acciones para fortalecer las cadenas de suministro de Estados Unidos, reducir los costos para las familias y proteger a sectores clave”, Casa Blanca, 27 de noviembre de 2023.
15Justin R. Pierce y David Yu, “Evaluación del alcance de la fragmentación del comercio”, Notas FEDS, Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal, 3 de noviembre de 2023.
16También observamos una discrepancia entre los datos de las importaciones de Estados Unidos desde China y los de las exportaciones de China a Estados Unidos. Esta surgió durante la pandemia y se ha mantenido desde entonces. Estados Unidos reporta muchas menos importaciones desde China de lo que ésta informa como exportaciones a ese país. No está claro qué hacer con esta diferencia, pero podría significar que se está exagerando la caída de las importaciones generales de China a Estados Unidos.
17Para nuestro análisis de estas leyes y el probable impacto e implicaciones para la inversión, lea a Joe Seydl, Jessica Matthews e Ian Schaeffer: “Estados Unidos renueva su política industrial. ¿Oportunidades a la vista?”, Banco Privado de J.P. Morgan, 1 de junio de 2023.
18Cabe señalar que la Ley CHIPS de 2022 fue bipartidista, por lo que esta declaración no debe interpretarse como blanco o negro. Sin embargo, lo hacemos porque encaja con el patrón del ciclo electoral y porque el expresidente estadounidense Donald Trump ha declarado que, si gana la reelección en 2024, planea imponer un arancel de 10% a todas las importaciones estadounidenses.
19La infraestructura comercial se refiere tanto a la física como a la aduanera. “Integración comercial e implicaciones de la fragmentación global para América Latina y el Caribe”, Perspectivas Económicas Regionales de América Latina y el Caribe, FMI, octubre de 2023.
20“Polémica ruta amazónica del ferrocarril transcontinental Brasil-Perú”, Atlas global de justicia ambiental”, ejatlas.org, 11 de junio de 2023.
21Especialmente en relación con el PIB per cápita (un indicador del bajo costo de la mano de obra desde la perspectiva de las corporaciones que buscan trabajo remoto subcontratado), los países de América del Sur se destacan por tener puntajes bajos en el dominio del inglés (en comparación con, por ejemplo, India y Filipinas). Índice de dominio del inglés, Education First, 2023.
22La mayor parte de la creciente exportación de trabajo remoto a América del Norte (y Europa) ha sido captada por trabajadores en Europa del Este, Sur de Asia y Filipinas. Fabian Braesemann, Fabian Stephany, Ole Teutloff, et al., “La polarización global del trabajo remoto”, PLoS One, 20 de octubre de 2022.
A pesar de las predicciones pesimistas, la integración económica global no se está desmoronando. Sin embargo, en EE.UU. sí se están produciendo cambios en algunas importaciones críticas relacionadas con la seguridad nacional.

EXPERIENCE THE FULL POSSIBILITY OF YOUR WEALTH

Contact us
Información importante

Las estimaciones, pronósticos y comparaciones corresponden a las fechas indicadas en el material.

Los índices no son productos de inversión y no pueden considerarse para inversión.

Este documento es solo para fines informativos y puede orientarle acerca de determinados productos y servicios ofrecidos por los negocios de gestión de patrimonios de J.P. Morgan, que pertenece a JPMorgan Chase & Co. (“JPM”). Los productos y servicios descritos, así como las comisiones, los gastos y los tipos de interés asociados, pueden sufrir modificaciones de acuerdo con los contratos de cuenta aplicables, además de diferir entre ámbitos geográficos.

No todos los productos y servicios se ofrecen en todas las regiones. Si es una persona con discapacidad y necesita asistencia adicional para acceder a este documento, póngase en contacto con su equipo de J.P. Morgan o envíenos un correo electrónico a accessibility.support@jpmorgan.com para obtener ayuda. Por favor, lea toda la información importante.

RIESGOS Y CONSIDERACIONES GENERALES. Las opiniones, las estrategias y los productos que se describen en este documento pueden no ser adecuados para todas las personas y comportan riesgos. Los inversores podrían recuperar menos del importe invertido y la rentabilidad histórica no es un indicador fiable de resultados futuros. La asignación/diversificación de activos no garantiza beneficios o protección contra pérdidas. Nada de lo incluido en este documento debe utilizarse como único elemento de juicio para tomar una decisión de inversión. Se le insta a analizar minuciosamente si los servicios, los productos, las clases de activos (por ejemplo, renta variable, renta fija, inversiones alterativas y materias primas) o las estrategias que se abordan resultan adecuados en vista de sus necesidades. También debe tener en cuenta los objetivos, los riesgos, las comisiones y los gastos asociados al servicio, el producto o la estrategia de inversión antes de tomar una decisión de inversión. Para ello y para obtener información más completa, así como para abordar sus objetivos y su situación, póngase en contacto con su equipo de J.P. Morgan.

NO CONFIANZA. Ciertos datos incluidos en este documento se consideran fiables; sin embargo, JPM no declara ni garantiza su precisión, su fiabilidad o su integridad y excluye cualquier responsabilidad por pérdidas o daños (directos o indirectos) derivados de la utilización, total o parcial, de este documento. JPM no formula declaraciones o garantías con respecto a los cálculos, los gráficos, las tablas, los diagramas o los comentarios que pueda contener este documento, cuya finalidad es meramente ilustrativa/orientativa. Las perspectivas, las opiniones, las estimaciones y las estrategias que se abordan en este documento constituyen nuestro juicio con base en las condiciones actuales del mercado y pueden cambiar sin previo aviso. JPM no asume obligación alguna de actualizar la información que se recoge en este documento en caso de que se produzcan cambios en ella. Las perspectivas, las opiniones, las estimaciones y las estrategias que aquí se abordan pueden diferir de las expresadas por otras áreas de JPM y de las opiniones expresadas con otros propósitos o en otros contextos; este documento no debe considerarse un informe de análisis. Los resultados y los riesgos proyectados se basan únicamente en los ejemplos hipotéticos citados y los resultados y los riesgos reales variarán según circunstancias específicas. Las declaraciones prospectivas no deben considerarse garantías o predicciones de eventos futuros.

Nada de lo indicado en este documento se entenderá que da lugar a obligación de asistencia o relación de asesoramiento alguna hacia usted o un tercero. Nada de lo indicado en este documento debe considerarse oferta, invitación, recomendación o asesoramiento (de carácter financiero, contable, jurídico, fiscal o de otro tipo) por parte de J.P. Morgan y/o sus equipos o empleados, con independencia de que dicha comunicación haya sido facilitada a petición suya o no. J.P. Morgan y sus filiales y empleados no prestan servicios de asesoramiento fiscal, jurídico o contable. Consulte a sus propios asesores fiscales, jurídicos y contables antes de realizar operaciones financieras.

INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE SUS INVERSIONES Y POSIBLES CONFLICTOS DE INTERÉS

Surgirán conflictos de interés cuando JPMorgan Chase Bank, N.A. o cualquiera de sus filiales (conjuntamente, “J.P. Morgan”) tengan un incentivo real o supuesto, de índole económica o de otro tipo, en la gestión de las carteras de nuestros clientes para actuar de un modo que beneficie a J.P. Morgan. Surgirán conflictos, por ejemplo (en la medida en que las siguientes actividades estén autorizadas en su cuenta): (1) cuando J.P. Morgan invierta en un producto de inversión, como un fondo de inversión, un producto estructurado, una cuenta de gestión separada o un hedge fund que emita o gestione JPMorgan Chase Bank, N.A. o una filial, como J.P. Morgan Investment Management Inc.; (2) cuando una entidad de J.P. Morgan obtenga servicios, incluidas la ejecución y la compensación de operaciones, de una filial; (3) cuando J.P. Morgan reciba un pago como resultado de la compra de un producto de inversión por cuenta de un cliente; o (4) cuando J.P. Morgan reciba un pago por la prestación de servicios (incluidos servicios a accionistas, mantenimiento de registros o custodia) con respecto a productos de inversión adquiridos para la cartera de un cliente. Otros conflictos surgirán por las relaciones que J.P. Morgan mantenga con otros clientes o cuando J.P. Morgan actúe por cuenta propia.

Las estrategias de inversión se seleccionan entre las de los gestores de J.P. Morgan y otros externos y son objeto de un proceso de revisión por parte de nuestros equipos de análisis de gestores. De ese grupo de estrategias, nuestros equipos de elaboración de carteras seleccionan aquellas que consideramos adecuadas conforme a nuestros objetivos de asignación de activos y previsiones a fin de cumplir el objetivo de inversión de la cartera.

Por lo general, preferimos las estrategias gestionadas por J.P. Morgan. Esperamos que el porcentaje de estrategias gestionadas por J.P. Morgan sea alto (de hecho, hasta de un 100%) en estrategias como, por ejemplo, de liquidez y renta fija de alta calidad, con supeditación a la legislación vigente y a cualesquiera consideraciones específicas de la cuenta.

Si bien nuestras estrategias de gestión interna suelen estar bien alineadas con nuestras previsiones y estamos familiarizados con los procesos de inversión y con la filosofía de riesgos y cumplimiento de la firma, debemos señalar que J.P. Morgan percibe en conjunto más comisiones cuando se incluyen estrategias gestionadas internamente. Ofrecemos la opción de excluir estrategias gestionadas por J.P. Morgan (que no sean productos de efectivo y liquidez) en determinadas carteras.

ENTIDAD LEGAL, MARCA E INFORMACIÓN REGULATORIA

En Estados Unidos, los depósitos bancarios y los servicios relacionados, incluidas las cuentas corrientes, las cuentas de ahorro y los préstamos bancarios, los ofrece JPMorgan Chase Bank, N.A. Miembro de la FDIC.

JPMorgan Chase Bank, N.A. y sus filiales (conjuntamente, “JPMCB”) ofrecen productos de inversión, que pueden incluir cuentas bancarias de inversión gestionadas y de custodia, en el marco de sus servicios fiduciarios y de administración. Otros productos y servicios de inversión, tales como las cuentas de intermediación y asesoramiento, se ofrecen a través de J.P. Morgan Securities LLC (“JPMS”), miembro de la FINRA y la SIPC. Los productos de seguro están disponibles a través de Chase Insurance Agency, Inc. (CIA), agencia de seguros con licencia, que lleva a cabo su actividad como Chase Insurance Agency Services, Inc. en Florida. JPMCB, JPMS y CIA son sociedades filiales bajo el control común de JPM. Productos no disponibles en todos los estados.

En Alemania, este documento lo emite J.P. Morgan SE, con domicilio social en Taunustor 1 (TaunusTurm), 60310 Fráncfort (Alemania), autorizada por la Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por la BaFin, el Banco Central de Alemania (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE). En Luxemburgo, este documento lo emite J.P. Morgan SE – Luxembourg Branch, con domicilio social en European Bank and Business Centre, 6 route de Trèves, L-2633 Senningerberg (Luxemburgo), autorizada por la Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por la BaFin, el Banco Central de Alemania (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE – Luxembourg Branch también está supervisada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier (CSSF); inscrita en el Registro mercantil de Luxemburgo con el número B255938. En el Reino Unido, este documento lo emite J.P. Morgan SE – London Branch, con domicilio social en 25 Bank Street, Canary Wharf, Londres E14 5JP, autorizada por la Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por la BaFin, el Banco Central de Alemania (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE – London Branch también está supervisada por la Autoridad de Conducta Financiera y la Autoridad de Regulación Prudencial. En España, este documento lo distribuye J.P. Morgan SE, Sucursal en España, con domicilio social en Paseo de la Castellana 31, 28046 Madrid (España), autorizada por la Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por la BaFin, el Banco Central de Alemania (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE, Sucursal en España también está supervisada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV); inscrita en el Banco de España como sucursal de J.P. Morgan SE con el código 1567. En Italia, este documento lo distribuye J.P. Morgan SE – Milan Branch, con domicilio social en Via Cordusio, n.3, 20123 Milán (Italia), autorizada por la Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por la BaFin, el Banco Central de Alemania (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE – Milan Branch también está supervisada por el Banco de Italia y la Commissione Nazionale per le Società e la Borsa (CONSOB); inscrita en el Banco de Italia como sucursal de J.P. Morgan SE con el código 8076; número de registro de la Cámara de Comercio de Milán: REA MI - 2536325. En los Países Bajos, este documento lo distribuye J.P. Morgan SE – Amsterdam Branch, con domicilio social en World Trade Centre, Tower B, Strawinskylaan 1135, 1077 XX, Ámsterdam (Países Bajos), autorizada por la Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por la BaFin, el Banco Central de Alemania (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE – Amsterdam Branch también está autorizada y supervisada por De Nederlandsche Bank (DNB) y la Autoriteit Financiële Markten (AFM) en los Países Bajos. Inscrita en la Kamer van Koophandel como sucursal de J.P. Morgan SE con el número de registro 72610220. En Dinamarca, este documento lo distribuye J.P. Morgan SE – Copenhagen Branch, filial de J.P. Morgan SE, Tyskland, con domicilio social en Kalvebod Brygge 39-41, 1560 København V (Dinamarca), autorizada por la Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por la BaFin, el Banco Central de Alemania (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE – Copenhagen Branch, filial de J.P. Morgan SE, Tyskland también está sujeta a la supervisión de la Finanstilsynet (la autoridad danesa de supervisión financiera) e inscrita en la Finanstilsynet como sucursal de J.P. Morgan SE con el código 29010. En Suecia, este documento lo distribuye J.P. Morgan SE – Stockholm Bankfilial, con domicilio social en Hamngatan 15, 11147 Estocolmo (Suecia), autorizada por la Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por la BaFin, el Banco Central de Alemania (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE – Stockholm Bankfilial también está sujeta a la supervisión de Finansinspektionen (la autoridad sueca de supervisión financiera); inscrita en Finansinspektionen como sucursal de J.P. Morgan SE. En Bélgica, este documento lo distribuye J.P. Morgan SE – Brussels Branch, con domicilio social en 35 Boulevard du Régent, 1000 Bruselas (Bélgica), autorizada por la Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por la BaFin, el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE Brussels Branch también se encuentra supeditada a la supervisión del Banco Nacional de Bélgica (NBB) y la Autoridad de Servicios y Mercados Financieros (FSMA) en Bélgica; inscrita ante el NBB con el número de registro 0715.622.844. En Grecia, este documento lo distribuye J.P. Morgan SE – Athens Branch, con domicilio social en 3 Haritos Street, 10675 Atenas (Grecia), autorizada por la Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por la BaFin, el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE – Athens Branch también está supeditada a la supervisión del Banco de Grecia; inscrita ante el Banco de Grecia como sucursal de J.P. Morgan SE con el código 124; número de registro en la Cámara de Comercio de Atenas 158683760001; número de IVA 99676577. En Francia, este documento lo distribuye JPMorgan Chase Bank, N.A. – Paris Branch, con domicilio social en 14, Place Vendôme, París 75001 (Francia), inscrita en el Registro del Tribunal mercantil de París con el número 712 041 334, titular de licencia concedida por la Autoridad bancaria francesa, la Autorité de Contrôle Prudentiel et de Résolution, y supervisada por la Autorité des Marchés Financiers para prestar servicios de inversión en territorio francés. En Suiza, este documento lo distribuye J.P. Morgan (Suisse) SA, regulada en Suiza por la Autoridad de Supervisión del Mercado Financiero de Suiza (FINMA). J.P. Morgan (Suisse) SA, con domicilio social en rue du Rhône, 35, 1204, Ginebra (Suiza), autorizada y supervisada por la Autoridad Supervisora del Mercado Financiero de Suiza (FINMA), como banco y agente de valores en Suiza.  

Esta comunicación constituye publicidad a efectos de la Directiva relativa a los Mercados de Instrumentos Financieros (MiFID II), y la Ley de Servicios Financieros de Suiza (FinsA). Los inversores no deben suscribir ni comprar ningún instrumento financiero mencionado en este documento publicitario si no es basándose en la información incluida en cualquier documento legal aplicable que se esté o vaya a estar disponible en las jurisdicciones relevantes (según se requiera).

En Hong Kong, este documento lo distribuye JPMCB, Hong Kong Branch. JPMCB, sucursal de Hong Kong está regulada por la Autoridad Monetaria de Hong Kong y la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong. En Hong Kong, dejaremos de utilizar sus datos personales para fines de marketing sin cargo alguno si así lo solicita. En Singapur, este documento lo distribuye JPMCB, Singapore Branch. JPMCB, sucursal de Singapur está regulada por la Autoridad Monetaria de Singapur. Los servicios de negociación y asesoramiento, así como los de gestión discrecional de inversiones, se los presta JPMCB, sucursal de Hong Kong/Singapur (según se le notifique). Los servicios bancarios y de custodia se los presta JPMCB Singapore Branch. El contenido de este documento no lo ha revisado ninguna autoridad reguladora de Hong Kong, Singapur ni de ninguna otra jurisdicción. Le recomendamos que actúe con precaución en lo que respecta a este documento. Si tiene alguna duda sobre algo de lo que se indica en este documento, le recomendamos que solicite asesoramiento profesional independiente. En el caso de los documentos que constituyen publicidad de productos con arreglo a la Ley de valores y futuros (Securities and Futures Act) y la Ley de asesores financieros (Financial Advisers Act), se hace constar que dicha publicidad no la ha revisado la Autoridad Monetaria de Singapur. JPMorgan Chase Bank, N.A. es una sociedad bancaria nacional constituida con arreglo a las leyes de Estados Unidos y, como persona jurídica, la responsabilidad de sus accionistas es limitada.

En lo concerniente a los países latinoamericanos, puede que la distribución de este documento esté restringida en ciertas jurisdicciones. Es posible que le ofrezcamos y/o le vendamos valores u otros instrumentos financieros que no puedan registrarse y no sean objeto de una oferta pública en virtud de la legislación de valores u otras normativas financieras vigentes en su país de origen. Le ofrecemos y/o vendemos dichos valores o instrumentos exclusivamente de forma privada. Las comunicaciones que le enviemos con respecto a dichos valores o instrumentos —incluidos, entre otros, un folleto, un pliego de condiciones u otro documento de oferta— no tienen como fin constituir oferta de venta o invitación para comprar valores o instrumentos en ninguna jurisdicción en la que dicha oferta o invitación sea ilegal. Además, la transferencia posterior por su parte de dichos valores o instrumentos puede estar sujeta a ciertas restricciones regulatorias y/o contractuales, siendo usted el único responsable de verificarlas y cumplirlas. En la medida en que el contenido de este documento haga referencia a un fondo, el fondo no podrá ofrecerse públicamente en ningún país de América Latina sin antes registrar los títulos del fondo de acuerdo con las leyes de la jurisdicción correspondiente.

Las referencias a “J.P. Morgan” remiten a JPM, sus sociedades dependientes y sus filiales de todo el mundo. “J.P. Morgan Private Bank” es el nombre comercial de la división de banca privada de JPM. Este documento tiene como fin su uso personal y no debe distribuirse a, ni ser utilizado por, otras personas, ni ser copiado para fines no personales sin nuestro permiso. Si tiene alguna pregunta o no desea continuar recibiendo estas comunicaciones, no dude en ponerse en contacto con su equipo de J.P. Morgan.

© 2024 JPMorgan Chase & Co. Todos los derechos reservados.

CONOZCA MÁS Acerca de nuestra firma y los profesionales de la inversión a través de FINRA Brokercheck

Para conocer más sobre el negocio de inversiones de J.P. Morgan, incluyendo nuestras cuentas, productos y servicios, así como nuestra relación con usted, por favor revise nuestro Formulario CRS de J.P. Morgan Securities LLC y la Guía de Servicios de Inversión y Productos de Corretaje.

 

JPMorgan Chase Bank, N.A. y sus afiliadas (colectivamente “JPMCB”) ofrecen productos de inversión que pueden incluir cuentas de inversión administradas por bancos y custodia como parte de sus servicios fiduciarios. Otros productos y servicios de inversión como cuentas de corretaje y asesoramiento se ofrecen a través de J.P. Morgan Securities LLC ("JPMS"), miembro de FINRA y SIPC. Los productos de seguros están disponibles a través de Chase Insurance Agency, Inc. (CIA), una agencia de seguros autorizada, que opera bajo el nombre de Chase Insurance Agency Services, Inc. en Florida. JPMCB, JPMS y CIA son empresas afiliadas bajo el control común de JPMorgan Chase & Co. Productos no disponibles en todos los estados. Por favor, lea la Exención de responsabilidad legal junto con estas páginas.

LOS PRODUCTOS DE INVERSIÓN: • NO ESTÁN ASEGURADOS POR LA FDIC • NO SON UN DEPÓSITO U OTRA OBLIGACIÓN DE, NI ESTÁN GARANTIZADOS POR JPMORGAN CHASE BANK, N.A. NI NINGUNA DE SUS AFILIADAS • ESTÁN SUJETOS A RIESGOS DE INVERSIÓN, INCLUIDA LA POTENCIAL PÉRDIDA DEL MONTO DEL CAPITAL INVERTIDO

Los productos de depósitos bancarios, como por ejemplo las cuentas corrientes, de ahorros y préstamos bancarios, son ofrecidos por JPMorgan Chase Bank, N.A. Miembro de la FDIC. No es un compromiso de préstamo. Toda extensión de crédito está sujeta a aprobación de crédito.