Estrategia de inversión

Agro-Tech en América Latina: ¿Cómo es la disrupción tecnólogica del campo?

Aug 12, 2022
Este artículo fue escrito por Economist Impact con el apoyo de J.P. Morgan

América Latina es una de las pocas partes del mundo con significativas porciones de tierra agrícola aún sin explotar.

América Latina enfrenta una creciente demanda de producción agrícola y rápidamente se está convirtiendo en el granero del mundo. Las exportaciones agrícolas y de alimentos desde la región representan el 16% del total mundial. Si se toman en cuenta las importaciones de alimentos, las ventas al extranjero netas son de 4%, y se prevé que aumenten a 19% entre 2018-2020 y 2030.1 Se calcula que la producción agrícola de la región tendría que crecer un 80% hasta 2050 para cubrir el aumento de la población de más de 35% que se espera para ese mismo período.2 ¿Es posible? América Latina es una de las pocas partes del mundo con significativas porciones de tierra agrícola aún sin explotar. Sin embargo, necesita incrementar la productividad y sostenibilidad de sus prácticas agrícolas para hacer frente al ritmo de la creciente demanda.3

Uno de los mayores desafíos que enfrenta la agricultura en la región es la fragmentación entre granjas a gran escala (con prácticas y tecnologías avanzadas) y los pequeños agricultores, que operan mayoritariamente de manera informal y a menudo carecen de los recursos y tecnología para mejorar la productividad y adoptar prácticas más sostenibles. Si bien las inversiones globales en tecnología agrícola (Agro-Tech) se han disparado en los últimos cinco años, las empresas de tecnología agrícola aún representan una mínima porción del total mundial.

La composición única de los sistemas agroalimentarios latinoamericanos y la amplia brecha que separa a los agricultores pequeños de los de gran escala presentan desafíos y oportunidades para los inversionistas. Invertir en tecnologías que se adapten correctamente a un paisaje agrícola tan único es una oportunidad sin explotar en la región. Con nuevas tecnologías, las grandes explotaciones pueden seguir aumentando su escala y productividad--y las de menor tamaño pueden consolidar prácticas sostenibles. Sin embargo, el éxito de las soluciones de agro-tech dependerá de que los pequeños agricultores las vayan adoptando.

La agricultura es uno de los sectores económicos más grandes y de más rápido crecimiento de América Latina

América Latina representa una parte significativa de las exportaciones mundiales de alimentos y productos agrícolas (Gráfico 1). Después de Estados Unidos y la Unión Europea, Brasil es el tercer mayor exportador: produce la mayor parte del azúcar, café y jugo de naranja que se consume en el mundo mundo, y es el principal vendedor de carne de res, soya y aves. Por su parte, Argentina es el más grande exportador de harina y aceite de soja a nivel mundial y el tercero en la venta de frijoles. México es el tercer exportador de la región gracias a sus ventas de hortalizas, frutas y otros subproductos agrícolas.4

Las explotaciones agrícolas, tanto grandes como pequeñas, están jugando un rol fundamental para compensar las interrupciones en la cadena mundial de suministro de alimentos a partir de pandemia y de los recientes conflictos geopolíticos. A eso hay que sumar la demanda creciente de alimentos tanto a nivel local como global.

Gráfico 1. América Latina es la principal región del mundo en exportaciones agrícolas5

Exportaciones netas de productos agrícolas por región, 2015-2020 (millones de kilos)

Fuente: FAOSTAT,6 información a 26 de abril de 2022.
Este gráfico de líneas describe las exportaciones netas de productos agrícolas por región entre los años 2015 y 2020. Las unidades están en 1.000 dólares estadounidenses (USD). En 2015, las exportaciones netas de Latinoamérica alcanzaron los 90.904.322 USD, las exportaciones netas de África alcanzaron los 29.905.981 USD, las exportaciones netas de Asia alcanzaron los -15.6937.112 USD, las exportaciones netas de Australia y Nueva Zelanda alcanzaron los 34.274.960 USD, las exportaciones netas de Europa alcanzaron los 17.812.413 USD, las exportaciones netas de Norteamérica alcanzaron los 12.454.687 USD y las exportaciones netas de Oceanía alcanzaron los 33.265.288 USD. En 2016, las exportaciones netas de América Latina fueron de 92.656.093 USD, las exportaciones netas de África fueron de 27.432.976 USD, las exportaciones netas de Asia fueron de -153.258.641 USD, las exportaciones netas de Australia y Nueva Zelanda fueron de 31.731.069 USD, las exportaciones netas de Europa fueron de 22.522.623 USD, las exportaciones netas de América del Norte fueron de 13.426.076 USD y las exportaciones netas de Oceania fueron de 30.798.384 USD. En 2017, las exportaciones netas de América Latina fueron de 105.170.819 USD, las exportaciones netas de África fueron de 31.732.680 USD, las exportaciones netas de Asia fueron de 170.578.434 USD, las exportaciones netas de Australia y Nueva Zelanda fueron de 37.992.018 USD. Las exportaciones netas de Europa fueron de 27.401.707 USD, las exportaciones netas de América del Norte fueron de 10.632.367 USD y las exportaciones netas de Oceania fueron de 37.007.391 USD. En 2018, las exportaciones netas de Latinoamérica fueron de 102.492.533 USD, las exportaciones netas de África fueron de 30.855.967 USD, las exportaciones netas de Asia fueron de 1.176.776.139 USD, las exportaciones netas de Australia y Nueva Zelanda fueron de 35.734.516 USD. Las exportaciones netas de Europa fueron de 31.656.140 USD, las exportaciones netas de Norteamérica fueron de 3.087.958 USD y las exportaciones netas de Oceania fueron de 34.772.702 USD. En 2019, las exportaciones netas de Latinoamérica fueron de 107.416.703 USD, las exportaciones netas de África fueron de 29.831.528 USD, las exportaciones netas de Asia fueron de 182.590.505 USD, las exportaciones netas de Australia y Nueva Zelanda fueron de 35.868.636 USD, las exportaciones netas de Europa fueron de 37.986.761 USD, las exportaciones netas de Norteamérica fueron de 334.406 USD y las exportaciones netas de Oceania fueron de 34..775.141 USD. En 2020, las exportaciones netas de Latinoamérica fueron de 117.884.156 USD, las exportaciones netas de África fueron de 31.205.712 USD, las exportaciones netas de Asia fueron de 204.217.299 USD, las exportaciones netas de Australia y Nueva Zelanda fueron de 34.266.625 USD. Las exportaciones netas de Europa fueron de 43.445.196 USD, las exportaciones netas de Norteamérica fueron de 5.648.772 USD y las exportaciones netas de Oceania fueron de 33.340.560 USD.

La fragmentación entre pequeños y grandes agricultores limita la capacidad del sector para satisfacer la demanda

El sector agrícola de América Latina es único porque los agricultores pequeños juegan un papel importante. La combinación entre agricultura a pequeña y gran escala varía mucho entre países, lo que genera disparidades en términos de capacidad, sofisticación y contribución a la producción económica (Gráfico 2). Si bien se estima que 50% de la producción total proviene de los 14 millones de agricultores pequeños, las granjas a gran escala desempeñan un papel esencial en Argentina, Brasil y Uruguay.

Gráfico 2. Los agricultores pequeños representan una gran parte de la tierra agrícola de América Latina

Tamaño promedio de granjas de pequeños propietarios (hectáreas)

Fuente: GSMA 2020,7 información a noviembre de 2020.
Este gráfico describe el tamaño de media de las granjas pequeñas en países selectos de América Latina, en unidades de hectáreas. El tamaño medio de las granjas pequeñas en México y Centroamérica es de 3,1 hectáreas. El promedio para Guatemala es de 1,2 hectáreas. El tamaño medio de las granjas pequeñas en Panema es de 1,4 hectáreas. El tamaño medio de las granjas pequeñas en El Salvador es de 2,2 hectáreas. El tamaño medio de las granjas pequeñas en Nicaragua es de 6,7 hectáreas. El tamaño medio de las granjas pequeñas en México es de 6,8 hectáreas. El tamaño medio en los países andinos es de 3,1. El tamaño medio de las granjas pequeñas en Perú es de 1,3 hectáreas. El tamaño medio de las granjas pequeñas en Ecuador es de 3,5 hectáreas. El tamaño medio de las granjas pequeñas en Colombia es de 4,5 hectáreas.

El crecimiento sostenido del sector agrícola presenta desafíos únicos

El sector agrícola latinoamericano enfrenta desafíos de productividad y sostenibilidad que deben abordarse. La industria utiliza una cantidad significativa de recursos naturales y, con la creciente demanda de productos, las presiones medioambientales sólo van a continuar. La agricultura usa más de un tercio de la superficie terrestre de la región, consume casi las tres cuartas partes del agua dulce y genera casi la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero.8 Si bien algunos agricultores y ganaderos han estado a la vanguardia con la adopción de tecnologías verdes, muchos sistemas alimentarios están dominados por modelos de producción basados en prácticas no sostenibles9 que amenazan la viabilidad de la capacidad de producción de alimentos y que deberán ser reemplazados para garantizar la sostenibilidad de los recursos naturales.

El mercado global de agro-tech está subiendo a la par que el interés de los inversores

Los inversionistas globales reconocen la necesidad de llevar la agricultura de la era industrial a la digital para así aumentar el rendimiento de los alimentos, reducir la carga para el medio ambiente, mantener la viabilidad de las granjas y responder a la demanda de productos de calidad.10 Las inversiones en agro-tech se centran en los esfuerzos para abordar el desperdicio de alimentos y mejorar su trazabilidad, los modelos comerciales respetuosos con el medio ambiente y la mejora de los rendimientos de los cultivos de manera sostenible.11 En la etapa previa a la producción, la tecnología puede, por ejemplo, ayudar a los agricultores a realizar negociaciones de trueque más eficientes, detectar deficiencias en el riego, identificar plantas muertas, proyectar rendimientos de cultivos e identificar qué actividades son productivas y cuáles no. Asimismo, en la fase de comercialización, otras herramientas pueden ayudar a crear mercados más competitivos para la compra, negociación y venta de productos y subproductos.12

Además de las inversiones agroalimentarias análogas, que se concentran en genética, pesticidas y fertilización, las interrupciones en la cadena de suministro derivadas de la pandemia, la inestabilidad geopolítica y la escasez de mano de obra han aumentado el enfoque de los inversionistas en la digitalización, ciencia de datos y agricultura alternativa. Las inversiones de agro-tech en la fase de comercialización, que incluyen supermercados en línea, mercados de restaurantes y cocina casera, han tenido las tasas de crecimiento más altas en el sector de tecnología agroalimentaria, a medida que se van arraigando en los hábitos de los consumidores.13 El 18% de las consumidores ahora compra comestibles a través de canales digitales con más frecuencia que en las tiendas físicas14 (Gráfico 3).

Gráfico 3. La inversión en supermercados en línea acapara la mayor parte del mercado a medida que aumenta el uso de las tiendas digitales

Inversión anual en Agro-Tech (% de la inversión total)

Fuente: AgFunder AgriFoodTech Investment Report, 2022.15
Este gráfico describe la principal inversión anual de AgriFoodTech por tipo, como porcentaje de la inversión total. Las ventas de supermercados online representaron el 24 % de la inversión total en 2017, el 21 % en 2018, el 20 % en 2019 y el 35,8 % en 2021. La alimentación innovadora fue del 4 % de la inversión total en 2017, del 3 % en 2018, del 5 % en 2019, del 9 % en 2020 y del 9,3 % en 2021. La infraestructura minorista en la nube fue del 0 % de la inversión total en 2017, del 0 % en 2018, del 16 % en 2019, del 8 % en 2020 y del 9,3 % en 2021. La tecnología en tiendas minoristas y restaurantes fue del 8 % de la inversión total en 2017, del 10 % en 2018, del 10 % en 2019, del 9 % en 2020 y del 8,2 % en 2021. Las tecnologías de apoyo representaron el 9 % de la inversión total en 2017, el 8 % en 2018, el 11 % en 2019, el 20 % en 2020 y el 7,3 % en 2021. Las plataformas para restaurantes representaron el 21 % de la inversión total en 2017, el 23 % en 2018, el 12 % en 2019, el 8 % en 2020 y el 5,8 % en 2021. La biotecnología agrícola fue del 7 % de la inversión total en 2017, del 9 % en 2018, del 6 % en 2019, del 6 % en 2020 y del 5,1 % en 2021. Los nuevos sistemas agrícolas representaron el 6 % de la inversión total en 2017, el 4 % en 2018, el 4 % en 2019, el 5 % en 2020 y el 4,4 % en 2021. La bioenergía y los biomateriales representaron el 2 % de la inversión total en 2017, el 4 % en 2018, el 4 % en 2019, el 3 % en 2020 y el 4 % en 2021. Los mercados agrícolas online representaron el 5 % de la inversión total en 2017, el 5 % en 2018, el 4 % en 2019, el 4 % en 2020 y el 2,5 % en 2021. Los restaurantes y kits de comidas en línea fueron el 5 % de la inversión total en 2017, el 4 % en 2018, el 2 % en 2019, el 2 % en 2020 y el 2,3 % en 2021. La gestión agrícola fue del 5 % de la inversión total en 2017, del 6 % en 2018, del 4 % en 2019, del 3 % en 2020 y del 2,2 % en 2021. La robótica agrícola fue del 1 % de la inversión total en 2017, del 2 % en 2018, del 1 % en 2019, del 0,5 % en 2020 y del 1,7 % en 2021. El hogar y la cocina representaron el 1 % de la inversión total en 2017, el 1 % en 2018, el 1 % en 2019, el 0,5 % en 2020 y el 0,8 % en 2021. Otros subsectores representaron el 1 % de la inversión total en 2017, el 0 % en 2018, el 0 % en 2019, el 2 % en 2020 y el 1,3 % en 2021.

Las inversiones latinoamericanas en agro-tech están rezagadas a pesar de su importancia para el crecimiento económico de la región

El sector global de agro-tech ha sido destino de un flujo constante de financiamiento durante la última década, alcanzando un récord de inversiones globales superior a 51 mil millones de dólares en 2021 (Gráfico 4). Estados Unidos domina el sector como el mercado con inversiones en agro-tech más grande del mundo, con empresas emergentes que recaudaron 41% de todo el capital y representaron 34% de las transacciones en 2021. A pesar de la importancia de la agricultura y la necesidad de soluciones que permitan a los agricultores latinoamericanos satisfacer la creciente demanda de producción agrícola, las oportunidades de inversión en agro-tech se está pasando por alto, ya que la región ocupa el último lugar en inversiones del mundo con solo 440 millones de dólares en 152 acuerdos en los últimos cinco años.16

Los datos de la Asociación para la Inversión de Capital Privado en América Latina (LAVCA) muestran como solo se invirtieron 35.4 millones de dólares de capital de riesgo en agro-tech en 15 rondas divulgadas en 2021, lo que deja un gran espacio para inversiones adicionales.17 El único país latinoamericano que aparece entre los 15 primeros del mundo es Colombia (octavo lugar), con una inversión de 359 millones de dólares. En Brasil, el sector recaudó 70 millones de dólares en 2021.18

Gráfico 4. Durante la última década ha habido un flujo constante de inversión en tecnología agroalimentaria.

Financiamiento de tecnología agroalimentaria para sectores primario/producción de materias primas y de consumo (miles de millones de dólares)

Fuente: AgFunder AgriFoodTech Investment Report, 2022. 19
Este gráfico describe las financiaciones anuales de AgriFoodTech de 2012 a 2021. En 2012, el valor de financiación fue de 3.100 millones de USD. En 2013, el valor de financiación fue de 2.300 millones de USD. En 2014, el valor de financiación fue de 5.900 millones de USD. En 2015, el valor de financiación fue de 10.900 millones de USD. En 2016, el valor de financiación fue de 8.700 millones de USD. En 2017, el valor de financiación fue de 12.380 millones de USD. En 2018, el valor de financiación fue de 21.300 millones de USD. En 2019, el valor de financiación fue de 22.800 millones de USD. En 2020, el valor de financiación fue de 27.800 millones de USD. En 2021, el valor de financiación fue de 51.700 millones de USD.

Los desafíos únicos de los pequeños agricultores latinoamericanos requieren de inversión en soluciones locales

Uno de los factores que frena a los inversionistas latinoamericanos es la necesidad de desarrollar soluciones que sean viables en el paisaje agrícola altamente fragmentado de la región. Los innovadores del agro-tech enfrentan desafíos únicos derivados de la prevalencia de granjas a pequeña escala, incluyendo capacidad, asequibilidad e implementación limitadas. Esto ha dividido el panorama de inversión en tecnología agrícola en dos segmentos. Si bien los agricultores a gran escala pueden beneficiarse de las innovaciones tecnológicas que se están adoptando en otras partes del mundo para mejorar la sostenibilidad y aumentar el rendimiento de los cultivos, el tamaño y falta de consistencia en la producción de las granjas pequeñas dificultan la adopción masiva de tecnologías.

El mayor desafío para las nuevas empresas latinoamericanas que sirven a los pequeños agricultores será la escalabilidad. La innovación deberá promover la adopción constante de soluciones tecnológicas entre una amplia variedad de actores con recursos limitados. En este segmento, los expertos pronostican que el Internet de las Cosas y el uso de interfaces de programación de aplicaciones (API por sus siglas en inglés) para conectar sensores e información satelital que generan datos inteligente serán clave para escalar el agro-tech en los próximos años.20

Y en la intersección entre la tecnología agrícola y financiera, otra oportunidad de crecimiento podría ser mejorar el acceso de los agricultores a los servicios financieros para garantizar que puedan acceder al crédito necesario para modernizar sus operaciones. Un mayor acceso, a través de asociaciones asequibles e innovadoras del sector privado, como fondos de garantía recíproca, factorización y otras facilidades para monetizar las cuentas por cobrar, ayudaría a aliviar las restricciones crediticias que enfrentan los agricultores pequeños en América Latina, y les permitiría aumentar sus inversiones y participación en el mercado al tiempo que introducen nuevos productos y tecnologías para incrementar su productividad.

También se necesitan inversiones en investigación y desarrollo (I+D) que permitan una rápida ampliación de las soluciones locales. El gasto del sector privado podría aumentar significativamente el compromiso general con I+D en América Latina, así como acelerar ganancias importantes en el rendimiento y tolerancia a la sequía, resistencia a las plagas y potencial para mejorar la salud con el enriquecimiento del valor nutricional de los cultivos.21 Otras formas de inversión agrícola incluyen la investigación para mejorar los sistemas de riego, mecanización de la producción de cultivos, procesamiento y almacenamiento posteriores a la cosecha, así como la innovación en la salud y nutrición animal.22 Sin embargo, la falta de protecciones más sólidas para la propiedad intelectual también podría estar obstaculizando los esfuerzos de I+D, ya que el sistema actual es demasiado lento o casi inexistente. Todo esto lleva a que estas tecnologías no estén disponibles en algunos países en los que podrían beneficiar las operaciones agrícolas de todos los tamaños.23

Desafíos del siglo XXI exigen soluciones del siglo XXI

La viabilidad del sector agrícola de América Latina depende de su capacidad para mantenerse al día con la creciente demanda y amenaza del cambio climático. La transición de los sistemas agrícolas a la era digital puede ayudar a los agricultores a implementar soluciones para retos como la reducción de desechos, aumento del rendimiento de los cultivos y consolidación de recursos. A pesar del crecimiento de las inversiones globales en tecnología agrícola, los inversionistas latinoamericanos tienen la oportunidad de capitalizar el sector de más rápido crecimiento de la región. Sin embargo, en lugar de mirar hacia afuera para identificar innovaciones tecnológicas y nuevos modelos de negocios, pueden apostar por respuestas que aborden los desafíos únicos de la región. Las tecnologías asequibles, escalables e implementadas de manera consistente tienen más probabilidades de tener éxito en un sector muy fragmentado y liderado por los agricultores pequeños.

 

Todas las compañías referenciadas han sido mostradas con fines únicamente ilustrativos, y no suponen una recomendación o apoyo por parte de J.P. Morgan en este contexto.

1https://economics.rabobank.com/publications/2015/september/latin-america-agricultural-perspectives/ ; https://www.oecd-ilibrary.org/docserver/19428846-en.pdf?expires=1653610912&id=id&accname=guest&checksum=E3CBF54A6CD6B7C437A8E9F1788FF84E

2https://lavca.org/2017/05/03/record-year-agtech-latin-america/

3https://economics.rabobank.com/publications/2015/september/latin-america-agricultural-perspectives/

4https://economics.rabobank.com/publications/2015/september/latin-america-agricultural-perspectives/#:~:text=Argentina%20is%20the%20largest%20exporter,70%25%20of%20total%20agricultural%20exports.

5https://blogs.worldbank.org/latinamerica/sustainable-future-agriculture-latin-america-and-caribbean-our-hands-lets-make-it

6https://www.fao.org/faostat/en/#data

7https://www.gsma.com/mobilefordevelopment/wp-content/uploads/2020/11/Landscaping_the_agritech_ecosystem_for_smallholder_farmers_in_Latin_America_and_the_Caribbean_1.pdf

8https://blogs.worldbank.org/latinamerica/sustainable-future-agriculture-latin-america-and-caribbean-our-hands-lets-make-it

9https://documents.worldbank.org/en/publication/documents-reports/documentdetail/942381591906970569/future-foodscapes-re-imagining-agriculture-in-latin-america-and-the-caribbean

10https://www.weforum.org/agenda/2019/02/why-the-agtech-boom-isn-t-your-typical-tech-disruption/

11https://news.crunchbase.com/news/agtech-startups-vc-funding-data/

12Tecnologías agrícolas revolucionan la agricultura en América Latina.

13https://www.pymnts.com/news/ecommerce/2022/first-party-fulfillment-enables-positive-unit-economics-for-egrocer/

14https://www.pymnts.com/news/ecommerce/2022/first-party-fulfillment-enables-positive-unit-economics-for-egrocer/

15https://research.agfunder.com/2022-agfunder-agrifoodtech-investment-report.pdf

16https://www.supplychangecapital.fund/blog2/agtech-innovation-and-investment-opportunities-in-latin-america

17https://capria.vc/wp-content/uploads/2021/09/LABS-collection-9.pdf

18 https://capria.vc/wp-content/uploads/2021/09/LABS-collection-9.pdf

19https://research.agfunder.com/2022-agfunder-agrifoodtech-investment-report.pdf

20¿Un año récord para las tecnologías agrícolas en América Latina?

21https://publications.iadb.org/en/next-global-breadbasket-how-latin-america-can-feed-world-call-action-addressing-challenges

22https://publications.iadb.org/en/next-global-breadbasket-how-latin-america-can-feed-world-call-action-addressing-challenges

23https://publications.iadb.org/en/next-global-breadbasket-how-latin-america-can-feed-world-call-action-addressing-challenges

Más información sobre cómo convertirse en cliente de la banca privada de J.P. Morgan

Por favor, cuéntenos sobre usted y un miembro de nuestro equipo le contactará

*Campos obligatorios

Más información sobre cómo convertirse en cliente de la banca privada de J.P. Morgan

Por favor, cuéntenos sobre usted y un miembro de nuestro equipo le contactará

Introduzca su nombre

> or < are not allowed

Only 40 characters allowed

Introduzca sus apellidos

> or < are not allowed

Only 40 characters allowed

Seleccione su país de residencia

Introduzca el prefijo de su país

Introduzca el prefijo de su país

> or < are not allowed

Introduzca su número de teléfono

El número de teléfono debe constar de 10 dígitos

Por favor ingrese su teléfono

> or < are not allowed

Only 15 characters allowed

Introduzca su número de teléfono

Por favor ingrese su teléfono

> or < are not allowed

Only 15 characters allowed

Introduzca una dirección postal válida

> or < are not allowed

Only 35 characters allowed

> or < are not allowed

Only 35 characters allowed

Introduzca su ciudad

> or < are not allowed

Only 35 characters allowed

Seleccione su estado

> or < are not allowed

Introduzca su código ZIP

Por favor, proporcione un código postal válido

> or < are not allowed

Only 9 characters allowed

Introduzca su código postal

Por favor, proporcione un código postal válido

> or < are not allowed

Only 9 characters allowed

Cuéntenos más acerca de usted

0/1000

Only 1000 characters allowed

La casilla no ha sido marcada

Sus búsquedas recientes

Información importante

Este material es solo para fines informativos y puede informarle de ciertos productos y servicios ofrecidos por los negocios de banca privada de J.P. Morgan, parte de JPMorgan Chase & Co. ("JPM"). Los productos y servicios descritos, así como los honorarios, cargos y tasas de interés asociados, están sujetos a cambios de conformidad con los acuerdos de cuenta aplicables y pueden diferir entre las distintas ubicaciones geográficas.

No todos los productos y servicios se ofrecen en todos los lugares. Si usted es una persona con una discapacidad y necesita apoyo adicional para tener acceso a este material, por favor, póngase en contacto con su equipo de J.P. Morgan o envíe un correo electrónico a accessibility.support@jpmorgan.com para recibir ayuda. Por favor, lea toda la información importante.

RIESGOS Y CONSIDERACIONES GENERALES. Cualquier opinión, estrategia o producto discutido en este material puede no ser apropiado para todas las personas y está sujeto a riesgos. Los inversores pueden obtener menos de lo que invirtieron, y el desempeño pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. La asignación o diversificación de activos no garantiza una ganancia o protección contra pérdidas. Nada de lo contenido en este material debe utilizarse de forma aislada con el fin de tomar una decisión de inversión. Se le insta a considerar cuidadosamente si los servicios, productos, clases de activos (por ejemplo, acciones, ingreso fijo, inversiones alternativas, materias primas, etc.) o si las estrategias discutidas son adecuadas a sus necesidades. También debe considerar los objetivos, riesgos, cargos y gastos asociados con un servicio, producto o estrategia de inversión antes de tomar una decisión de inversión. Para esto y para obtener información más completa, incluido el análisis de sus metas y situación, comuníquese con su equipo de J.P. Morgan.

NO CONFIANZA. Cierta información contenida en este material se considera confiable; sin embargo, JPM no representa ni garantiza su exactitud, confiabilidad o integridad, ni acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño (ya sea directo o indirecto) que surja del uso de todo o parte de este material. No se debe hacer ninguna representación o garantía con respecto a los cálculos, gráficos, tablas, diagramas o comentarios de este material, que se proporcionan solo con fines ilustrativos o de referencia. Los puntos de vista, opiniones, estimaciones y estrategias aquí expresadas constituyen nuestro juicio basado en las condiciones actuales del mercado y están sujetos a cambios sin previo aviso. JPM no asume ninguna obligación de actualizar la información de este material en caso de que dicha información cambie. Los puntos de vista, opiniones, estimaciones y estrategias aquí expresados pueden diferir de los expresados por otras áreas de JPM, así como de los puntos de vista expresados para otros propósitos o en otros contextos. Este material no debe ser considerado como un informe de investigación. Los resultados y riesgos proyectados se basan únicamente en ejemplos hipotéticos citados, y los resultados y riesgos reales variarán dependiendo de las circunstancias específicas. Las declaraciones a futuro no deben ser consideradas como garantías o predicciones de eventos futuros.

Nada de lo contenido en este documento se debe interpretar como si diera lugar a un deber de cuidado o a una relación de asesoramiento con usted o con un tercero. Nada de lo contenido en este documento se considerará como una oferta, solicitud, recomendación o asesoramiento (ya sea financiero, contable, legal, fiscal o de otro tipo) realizado por J.P. Morgan y/o sus directivos o empleados, independientemente de que dicha comunicación se haya realizado o no a petición suya. J.P. Morgan y sus filiales y empleados no proporcionan asesoramiento fiscal, legal ni contable. Usted debería consultar a sus propios asesores fiscales, legales y contables antes de realizar cualquier transacción financiera.

ENTIDAD LEGAL, MARCA E INFORMACIÓN REGULATORIA

En los Estados Unidos, JPMorgan Chase Bank, N.A. ofrece cuentas de depósito bancario y servicios relacionados, tales como cheques, ahorros y préstamos bancarios. Miembro de la FDIC (Corporación Federal de Seguro de Depósitos).

JPMorgan Chase Bank, N.A. y sus afiliadas (colectivamente “JPMCB”) ofrecen productos de inversión que pueden incluir cuentas de inversión administradas por bancos y custodia como parte de sus servicios fiduciarios. Otros productos y servicios de inversión, como cuentas de corretaje y asesoramiento, se ofrecen a través de J.P. Morgan Securities LLC (JPMS), miembro de FINRA y SIPC. Las anualidades están disponibles a través de Chase Insurance Agency, Inc. (CIA), una agencia de seguros con licencia que hace negocios como Chase Insurance Agency Services, Inc. en Florida. JPMCB, JPMS y CIA son empresas afiliadas bajo el control común de JPM. Productos no disponibles en todos los estados.

En Alemania, este material es emitido por J.P. Morgan SE, con domicilio social en Taunustor 1 (TaunusTurm), 60310 Fráncfort del Meno, Alemania, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesaufsicht) y el Banco Central Europeo (BEC). En Luxemburgo, este material es publicado por J.P. Morgan SE – Sucursal de Luxemburgo, con domicilio social en European Bank and Business Centre, 6 route de Treves, L-2633, Senningerberg, Luxemburgo, autorizada por el Bundesanstalt, el Banco Central Alemán (Benzdienstleististungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el BFin, el Banco Central de Alemania, el Banco Central de Alemania (Balancéut). Morgan SE – Sucursal de Luxemburgo también está supervisada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier (CSSF); registrada en virtud del R.C.S. Luxembourg B255938. En el Reino Unido, este material es emitido por J.P. Morgan SE – sucursal de Londres, con domicilio social en 25 Bank Street, Canary Wharf, Londres E14 5JP, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el BaFin, el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BEC); J.P. Morgan SE – sucursal de Londres también está supervisada por la Autoridad de Conducta Financiera y la Autoridad de Regulación Prudencial. En España, este material es distribuido por J.P. Morgan SE, Sucursal en España, con domicilio social en Paseo de la Castellana, 31, 28046 Madrid, España, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE, Sucursal en España, también está supervisada por la Comisión Española del Mercado de Valores (CNMV), registrada en el Banco de España como sucursal de J.P. Morgan SE bajo el código 1567. En Italia, este material es distribuido por

DE P.J. Morgan SE – Milán Sucursal, con domicilio social en Via Cordusio, n.3, Milán 20123, Italia, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE – Sucursal de Milán también está supervisada por el Banco de Italia y la Comisión Nazionale per le Società e la Borsa (CONSOB); registrada en el Banco de Italia como sucursal de J.P. Morgan SE con el código 8076; Cámara de Comercio de Milán Número de registro: REA MI 2536325. En los Países Bajos, este material es distribuido por J.P. Morgan SE – Sucursal de Ámsterdam, con domicilio social en World Trade Centre, Torre B, Strawinskylaan 1135, 1077 XX, Ámsterdam, Países Bajos, autorizada por el Bundesanstalt, Banco Central de Alemania (Deutchedienstististististungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el BaFin, el Banco Central de Alemania (Bancés) Morgan SE – Amsterdam Branch también está supervisada por De Nederlandsche Bank (DNB) y Autoriteit Financiële Markten (AFM) en los Países Bajos. Registrado con Kamer van Koophandel como sucursal de DE P.J. Morgan SE con número de registro 72610220. En Dinamarca, este material es distribuido por J.P. Morgan SE – Sucursal de Copenhague, filial de J.P. Morgan SE, Tyskland, con domicilio social en Kalvebod Brygge 39-41, 1560 København V, Dinamarca, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzenstleistungsaufsicht (Fin) y supervisada conjuntamente por el BaFin, el Banco Central Alemán (Deutr Findienstististungsaufsicht) y el Bundchebanke. Morgan SE – Sucursal de Copenhague, filial de J.P. Morgan SE, Tyskland también está supervisada por Finanstilsynet (FSA danesa) y está registrada con Finanstilsynet como sucursal de J.P. Morgan SE bajo el código 29010. En Suecia, este material es distribuido por J.P. Morgan SE – Stockholm Bankfilial, con domicilio social en Hamngatan 15, Estocolmo, 11147, Suecia, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BEC);. Morgan SE – Stockholm Bankfilial también está supervisada por Finansinspektionen (FSA sueca); registrada con Finansinspektionen como sucursal de J.P. de Morgan SE. En Francia, este material es distribuido por JPMorgan Chase Bank, N.A, sucursal de París, con oficina registrada en Place Vendome 14, 75001, París, (Francia), regulada por las autoridades bancarias francesas Autorité de Contrôle Prudentiel et de Résolution y Autorité des Marchés. En Suiza, este material es distribuido por J.P. Morgan (Suisse) SA, con domicilio social en rue du Rhône, 35, 1204, Ginebra, Suiza, que está autorizada y supervisada por la Autoridad Suiza de Supervisión del Mercado Financiero (FINMA), como banco y como comerciante de valores en Suiza.

Esta comunicación tiene fines publicitarios según  la Markets in Financial Instruments Directive (MIFID II) y la Swiss Financial Services Act (FINSA). Los inversores no deberían suscribir o comprar ningún instrumento financiero referido en esta pieza publicitaria excepto sobre la base de información contenida en documentos legales aplicables, lo cual está o estará disponible  en las jurisdicciones relevantes.

En Hong Kong, este material es distribuido por JPMCB, sucursal de Hong Kong. JPMCB, sucursal de Hong Kong, está regulada por la Autoridad Monetaria de Hong Kong (Hong Kong Monetary Authority) y la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong (Securities and Futures Commission of Hong Kong). En Hong Kong, dejaremos de utilizar sus datos personales para nuestros fines de marketing sin cargo alguno si así lo solicita. En Singapur, este material es distribuido por JPMCB, Sucursal en Singapur. JPMCB, Sucursal en Singapur, está regulada por la Autoridad Monetaria de Singapur (Monetary Authority of Singapore). JPMCB, Sucursal en Hong Kong/Singapur (según se le notifique), le ofrece servicios de negociación y asesoramiento, así como servicios discrecionales de gestión de inversiones. Los servicios bancarios y de custodia son proporcionados por JPMCB Sucursal en Singapur. El contenido de este documento no ha sido revisado por ninguna autoridad reguladora en Hong Kong, Singapur o cualquier otra jurisdicción. Se recomienda actuar con cautela con respecto a la información proporcionada en este documento. Si tiene alguna duda sobre el contenido de este documento, debe obtener asesoramiento profesional independiente. Para aquellos materiales que constituyen promoción de productos conforme a la Ley de Títulos y Futuros y la Ley de Asesores Financieros, esta promoción no ha sido revisada por la Autoridad Monetaria de Singapur. JPMorgan Chase Bank, N.A. es una asociación bancaria nacional constituida bajo las leyes de los Estados Unidos y, como entidad corporativa, la responsabilidad de sus accionistas es limitada.

Con respecto a los países de América Latina, la distribución de este material puede estar restringida en ciertas jurisdicciones. Es posible que le ofrezcamos y/o vendamos valores u otros instrumentos financieros que no estén registrados y no sean objeto de una oferta pública en virtud de los valores u otras leyes de regulación financiera de su país de origen. Dichos valores o instrumentos se ofrecen y/o se venden a usted únicamente en forma privada. Cualquier comunicación que le enviemos con respecto a dichos valores o instrumentos, incluyendo sin limitación la entrega de un folleto, hoja de términos u otro documento de oferta, no pretende ser una oferta de venta o una solicitud de una oferta para comprar valores o instrumentos en cualquier jurisdicción en la que dicha oferta o solicitud sea ilegal. Además, dichos valores o instrumentos pueden estar sujetos a ciertas restricciones regulatorias y/o contractuales sobre su posterior transferencia, y usted es el único responsable de verificar y cumplir con dichas restricciones. En la medida en que este contenido haga referencia a un fondo, el Fondo no podrá ser ofertado públicamente en ningún país latinoamericano sin el registro previo de dichos valores de conformidad con las leyes de la jurisdicción correspondiente. La oferta pública de cualquier valor, incluyendo las acciones del Fondo, sin registro previo en la Comisión Nacional de Valores Mobiliarios de Brasil (CVM) está totalmente prohibida. Las plataformas de Brasil y México podrían no proporcionar en la actualidad algunos productos o servicios contenidos en los materiales.

JPMorgan Chase Bank, N.A. (JPMCBNA) (ABN 43 074 112 011 / AFS License No: 238367) está regulado por la Comisión Australiana de Valores e Inversiones y la Autoridad Australiana de Regulación Prudencial. El material proporcionado por JPMCBNA en Australia está destinado únicamente a "clientes mayoristas". Para los propósitos de este párrafo, el término "cliente mayorista" tiene el significado que se le da en la sección 761G de la Ley de Sociedades Anónimas de 2001 (Cth). Infórmenos si no es un cliente mayorista ahora o si deja de ser un cliente mayorista en cualquier momento en el futuro.

JPMS es una empresa extranjera registrada (en el extranjero) (ARBN 109293610) constituida en Delaware, EE. UU. Según los requisitos de licencia de servicios financieros de Australia, llevar a cabo un negocio de servicios financieros en Australia requiere un proveedor de servicios financieros, como JP Morgan Securities LLC (JPMS), para poseer una Licencia de Servicios Financieros de Australia (AFSL), a menos que se aplique una exención. JPMS está exento del requisito de tener un AFSL bajo la Ley de Corporaciones de 2001 (Cth) (Ley) con respecto a los servicios financieros que le brinda, y está regulado por la SEC, FINRA y CFTC bajo EE. UU. leyes, que difieren de las leyes australianas. El material proporcionado por JPMS en Australia está destinado únicamente a "clientes mayoristas". La información proporcionada en este material no tiene la intención de ser, y no debe ser, distribuida o transmitida, directa o indirectamente, a ninguna otra clase de personas en Australia. Para los propósitos de este párrafo, el término "cliente mayorista" tiene el significado que se le da en la sección 761G de la Ley. Infórmenos de inmediato si no es un cliente mayorista ahora o si deja de ser un cliente mayorista en cualquier momento en el futuro.

Este material no se ha preparado específicamente para inversores australianos:

  • Puede contener referencias a montos en dólares que no son dólares australianos;
  • Puede contener información financiera que no esté preparada de acuerdo con las leyes o prácticas australianas;
  • No puede abordar los riesgos asociados con la inversión en inversiones denominadas en moneda extranjera; y
  • No aborda cuestiones fiscales australianas.

Las referencias a "J.P. Morgan" se refieren a JPM, sus subsidiarias y afiliadas de todo el mundo. "J.P. Morgan Private Bank" es el nombre comercial de la banca privada que dirige JPM. Este material está destinado para su uso personal y no debe ser distribuido o utilizado por ninguna otra persona, ni duplicado para uso no personal, sin nuestro permiso. Si tiene alguna pregunta o desea dejar de recibir estos mensajes, póngase en contacto con su equipo de J.P. Morgan.

© 2022 Economist Impact. Todos los derechos reservados.

CONOZCA MÁS acerca de nuestra firma y los profesionales de la inversión a través de FINRA Brokercheck

Para conocer más sobre el negocio de inversiones de J.P. Morgan, incluyendo nuestras cuentas, productos y servicios, así como nuestra relación con usted, por favor revise nuestro Formulario CRS de J.P. Morgan Securities LLC y la Guía de Servicios de Inversión y Productos de Corretaje.

 

JPMorgan Chase Bank, N.A. y sus afiliadas (colectivamente “JPMCB”) ofrecen productos de inversión que pueden incluir cuentas de inversión administradas por bancos y custodia como parte de sus servicios fiduciarios. Otros productos y servicios de inversión como cuentas de corretaje y asesoramiento se ofrecen a través de J.P. Morgan Securities LLC ("JPMS"), miembro de FINRA y SIPC. JPMCB and JPMS son empresas afiliadas bajo el control común de JPMorgan Chase & Co. Los productos no están disponibles en todos los estados. Por favor, lea la Exención de responsabilidad legal junto con estas páginas.

LOS PRODUCTOS DE INVERSIÓN: • NO ESTÁN ASEGURADOS POR LA FDIC • NO SON UN DEPÓSITO U OTRA OBLIGACIÓN DE, NI ESTÁN GARANTIZADOS POR JPMORGAN CHASE BANK, N.A. NI NINGUNA DE SUS AFILIADAS • ESTÁN SUJETOS A RIESGOS DE INVERSIÓN, INCLUIDA LA POTENCIAL PÉRDIDA DEL MONTO DEL CAPITAL INVERTIDO

ehl image Los productos de depósitos bancarios, como por ejemplo las cuentas corrientes, de ahorros y préstamos bancarios, son ofrecidos por JPMorgan Chase Bank, N.A. Miembro de la FDIC. No es un compromiso de préstamo. Toda extensión de crédito está sujeta a aprobación de crédito.