Comprender su reacción ante la evolución de sus inversiones puede ayudarle a tomar decisiones racionales durante periodos de volatilidad.

Conclusiones

  • Las emociones humanas y el sesgo hacia las ganancias (aversión a las pérdidas) suelen determinar nuestras reacciones ante entornos volátiles.
  • Podemos recuperar el control de las carteras financieras si nos centramos en nuestros objetivos a largo plazo.
  • Utilizando estos objetivos financieros como punto de referencia, podemos revisar nuestras necesidades, nuestra capacidad y tolerancia al riesgo hoy y en el futuro.
  • Saque el máximo partido del asesoramiento especializado a través de un amplio abanico de recursos, y céntrese en los hechos —evite las opiniones sobre los mercados financieros que aparecen en las redes sociales.

En las últimas semanas de extrema volatilidad en los mercados, he observado una gran variedad de emociones cuando conversaba con nuestros clientes. Una joven inversora señalaba la responsabilidad que sentía hacia sus padres porque le habían dado la oportunidad de invertir en su primera cartera financiera. Un empresario comentaba que acababa de empezar a invertir los ingresos recibidos de la venta de un negocio que había levantado a lo largo de una década. El dueño de una empresa familiar hablaba sobre los desafíos que afronta debido a las inciertas perspectivas económicas, al tiempo que observa cómo su nueva estrategia diversificada de inversión sube y baja drásticamente.

Conozco ese tipo de sufrimiento. Si ha comenzado a invertir recientemente, el pasado mes habrá sido una experiencia abrumadora. Ya sea un inversor novel o experimentado, podría serle de utilidad reflexionar sobre los siguientes tres sesgos de conducta que suelen acentuarse durante periodos de crisis:

Aversión a las pérdidas. Sufrimos las pérdidas con mayor intensidad que el placer que sentimos cuando obtenemos ganancias. Según el índice MSCI World, los mercados bursátiles en todo el mundo desarrollado obtuvieron una rentabilidad del + 25% en 2019. La mayor parte de los inversores reaccionaron con un sentimiento de satisfacción, mientras que los inversores más experimentados comenzaron a preguntarse cuánto podrían durar estos tiempos de bonanza. El pasado 23 de marzo, cuando el mercado de renta variable acumulaba una rentabilidad negativa del - 32% como consecuencia del impacto del COVID-19, muchos inversores sintieron un profundo dolor, que intentaron aliviar de inmediato vendiendo sus posiciones.

Aversión al riesgo. Sencillamente, no nos gusta la incertidumbre. La mayoría preferimos un resultado predecible, incluso si dicho resultado es menos rentable desde una perspectiva financiera.

Sesgo de la experiencia reciente. Tendemos a hacer un excesivo hincapié en la información más reciente  respecto a los análisis a más largo plazo. Por ejemplo, algunos de nosotros podríamos estar comparando la pandemia del COVID-19 con la crisis financiera global de 2008 y preguntarnos si el impacto será más o menos significativo. No obstante, las dos situaciones son muy distintas. La respuesta de los gobiernos a esta crisis en comparación con la anterior desembocará inevitablemente en resultados diferentes. Podría ser útil mirar situaciones más lejanas, analizar la evolución de los patrimonios familiares a lo largo de otros periodos turbulentos así como las lecciones aprendidas.

Comprender nuestros sesgos nos puede ayudar a reaccionar de manera racional ante los constantes cambios en las condiciones del mercado. ¿Qué podemos hacer para pensar con claridad poniendo en un segundo plano las emociones que los acontecimientos que van surgiendo nos puedan provocar?

Cuatro cosas que vienen a reflejar lo que puede hacer para pensar con claridad y centrarse en la perspectiva: CÉNTRESE en sus objetivos y en su horizonte temporal, EVALÚE su enfoque de riesgo, MIRE HACIA ADELANTE y no hacia atrás y RECIBA ASESORAMIENTO ESPECIALIZADO para reconsiderar y revisar sus objetivos.

Las siguientes ideas pueden ayudarle a lograr una mayor sensación de control.

Céntrese en sus objetivos, y en su horizonte temporal para lograrlos

Puede que el componente más importante de cada estrategia sea identificar la finalidad y los objetivos que desea lograr con su dinero.

  • Si invirtió hace unos cuantos años, ¿qué objetivos se propuso?: ¿conservar su capital con el fin de utilizarlo como una red de seguridad para las futuras generaciones de su familia?, ¿conseguir el crecimiento del mismo para poder invertir en nuevos negocios?,  ¿generar un flujo de ingresos recurrente para vivir el resto de su vida?
  • ¿Sigue su estrategia cumpliendo sus objetivos? Si es así, mantenga el rumbo.
  • Si no, ¿qué puede modificar para avanzar hacia la consecución de dichos objetivos?

Cuando sus objetivos guían su proceso de toma de decisiones, tiene las pautas necesarias para identificar si tiene que realizar cambios de enfoque a medida que el mercado evoluciona. Las emociones no entran en juego.

Evalúe su enfoque de riesgo

Teniendo en cuenta sus objetivos financieros, aborde tres cuestiones con sus asesores:

  • ¿Necesita asumir riesgo (por ejemplo, para generar ingresos) con el fin de lograr esos objetivos?
  • Si necesita asumir riesgo, ¿tiene capacidad o habilidad suficiente para sufrir pérdidas?
  • Por último, ¿cuál es su tolerancia al riesgo? Si asume riesgo, ¿puede soportar un mercado volátil?

Mire hacia delante, no hacia atrás

El análisis de anteriores periodos turbulentos (lo que incluye importantes acontecimientos geopolíticos, crisis financieras y caídas de mercado) podría ofrecerle la tranquilidad de que la situación volverá a la normalidad en algún momento. No obstante, cada crisis es diferente, por lo que resulta importante informarse sobre lo que está sucediendo hoy y cómo repercutirá en los resultados futuros. Los gobiernos de todo el mundo han ofrecido unos niveles de apoyo sin precedentes a las empresas y sus trabajadores, así como una nueva ola de paquetes de estímulos financieros. Además, están esforzándose por controlar el COVID-19, al tiempo que intentan desarrollar una vacuna asociándose con el sector privado. ¿Cómo incidirán estas medidas en el comportamiento del mercado?

Reciba asesoramiento especializado

Póngase en contacto con sus asesores financieros para conocer sus opiniones sobre las consecuencias de las actuales medidas destinadas a mitigar el impacto del COVID-19. Pídales que compartan información de calidad procedente de varias fuentes. Sus asesores pueden actuar como una plataforma de reflexión, para reconsiderar y revisar sus objetivos, así como las medidas que han adoptado para ayudarle a conseguirlos.

Cómo podemos ayudarle

Su equipo de J.P. Morgan puede ayudarle a identificar y revisar sus objetivos patrimoniales y a construir una estrategia que le permita alcanzar estos objetivos, lo que a su vez puede ayudarle a mantener la calma y controlar sus sesgos humanos.