Estrategia de inversión

Infraestructuras: ¿Ayudarás a construir el futuro?

Obtenga más información sobre cómo convertirse en cliente de la división de banca privada de J.P. Morgan.

Cuéntenos sobre usted y nuestro equipo se pondrá en contacto con usted.
*Campos obligatorios
Cuéntenos más acerca de usted
Máximo 1000 caracteres

Su historia reciente

Información importante

Riesgos clave:

  • La inversión en estrategias de inversión alternativas es especulativa, a menudo implica un mayor nivel de riesgo que las inversiones tradicionales, incluyendo una limitación de la liquidez y la transparencia, entre otros factores, y solamente deben considerarla inversores sofisticados con la capacidad financiera de aceptar la pérdida de la totalidad o parte de los activos dedicados estas estrategias.
  • El inmobiliario, los hedge funds y otras inversiones no cotizadas podrían no ser adecuadas para todos los inversores individuales, podrían presentar riesgos significativos y su precio de venta o amortización podría ser superior o inferior al importe inicialmente invertido.
  • Las inversiones en activos no cotizados se ofrecen únicamente a través del folleto de la oferta, que describirá en mayor detalle los posibles riesgos.
  • No existe ninguna garantía de que vayan a cumplirse los objetivos de inversión de ningún producto de inversión.
  • Aunque las inversiones en fondos de private equity ofrecen rentabilidades potencialmente atractivas, acceso a oportunidades no disponibles en los mercados cotizados y diversificación, también presentan riesgos significativos, incluyendo falta de liquidez, horizontes temporales a largo plazo, pérdida de capital y riesgos de ejecución y operativos significativos que generalmente no están presentes los mercados de renta variable cotizada.
  • Los fondos de private equity suelen tener un plazo de 10-15 años, y comenzarán a monetizar las inversiones tras un periodo de tenencia de 4-5 años.
  • Los hedge funds (o fondos de hedge funds) a menudo utilizan apalancamiento y otras prácticas de inversión especulativas que podrían aumentar el riesgo de pérdida de la inversión; pueden ser altamente ilíquidos; no tienen obligación de proporcionar información periódica sobre precios o valoraciones a los inversores; pueden implicar estructuras fiscales complejas, y sufrir retrasos a la hora de distribuir información fiscal importante; no están sujetos a las mismas exigencias regulatorias que los fondos de inversión; y a menudo cobran comisiones altas.
  • Además, podría existir toda una serie de conflictos de interés en el contexto de la gestión y/o funcionamiento de cualquier hedge fund.
  • Nuestro análisis de gestión de inversiones incorpora nuestras proyecciones propias de las rentabilidades y la volatilidad de cada clase de activos a largo plazo, así como estimaciones de las correlaciones entre clases de activos. Es evidente que las entidades financieras no pueden predecir el comportamiento de los mercados en el futuro. Sí creemos, sin embargo, que, analizando las condiciones económicas y de mercado actuales y las tendencias históricas de los mercados y, a continuación cosa que resulta esencial, realizando proyecciones del crecimiento económico, inflación y rentabilidades reales de cada país en el futuro, podemos estimar los resultados a largo plazo de una clase de activos en su totalidad, teniendo en cuenta los niveles de equilibrio actuales y los que hemos estimado. El nivel de “equilibrio” muestra la tendencia media o central de un mercado o variable macroeconómica, como la rentabilidad o el diferencial de crédito que esperamos prevalezca a largo plazo, porque el nivel representa el valor inherente en un mercado concreto. Las presunciones de rentabilidad se basan en nuestro proceso de elaboración propia, que utiliza un enfoque constructivo para cada clase de activos. Por ejemplo, los bloques de construcción de la renta variable comprenden nuestras proyecciones sobre inflación, crecimiento real de los beneficios, rentabilidad por dividendo y el efecto de las valoraciones. Los bloques de construcción de la renta fija son nuestras proyecciones de rentabilidad futuras y la variación de los precios de los bonos. Las estimaciones de los activos alternativos vienen impulsadas por nuestros análisis históricos y nuestra opinión sobre su relación con los mercados cotizados. Es posible de hecho, es probable que las rentabilidades reales varíen considerablemente respecto de estas expectativas, incluso durante varios años. No obstante, creemos que las rentabilidades de los mercados volverán siempre en algún momento a la tendencia de equilibrio. Asimismo, creemos que estas clases de valoraciones a futuro son mucho más precisas que las tendencias históricas a la hora de predecir el resultado de una clase de activos y de determinar una mezcla de activos óptima.
  • Al analizar estos materiales, debe comprender que las referencias a la rentabilidad esperada no son promesas ni siquiera estimaciones de rentabilidades reales que se puedan obtener. Las presunciones no se basan en productos concretos y no reflejan las comisiones, tales como comisiones de gestión de inversión, comisiones de supervisión, costes de transacción u otros gastos que podrían reducir la rentabilidad. Simplemente muestran cuál debería de ser la rentabilidad a largo plazo según nuestras mejores estimaciones de las condiciones actuales y de equilibrio. Señalamos asimismo que los resultados reales podrían verse afectados por la experiencia de la persona que gestiona estas inversiones, tanto a la hora de seleccionar valores individuales como posiblemente de ajustar la mezcla de forma periódica para aprovechar la infravaloración y sobrevaloración de clases de activos provocadas por las tendencias de los mercados.
  • A efectos de este análisis, la volatilidad se define como una medida estadística de la dispersión de la rentabilidad para una distribución concreta, y se mide como la desviación estándar de la rentabilidad aritmética de la distribución. El ratio de Sharpe es una medida de rentabilidad/riesgo, donde la rentabilidad (el numerador) se define como la rentabilidad incremental anual de una inversión sobre la tasa libre de riesgo. El riesgo (el denominador), se define como la desviación estándar (volatilidad) de la rentabilidad de la distribución menos la tasa libre de riesgo. La tasa libre de riesgo utilizada es la presunción a largo plazo de J.P. Morgan para la Liquidez. La correlación es una medida estadística del grado en el cual los movimientos de dos variables, en este caso rentabilidades de clases de activos, están relacionados. La correlación puede oscilar de -1 a 1, indicando un valor de 1 que las rentabilidades de dos activos se mueven direccionalmente en concierto la una con la otra, es decir, se comportan de la misma forma en el mismo periodo de tiempo. Una correlación de 0 indica que las rentabilidades se mueven independientemente la una de la otra, y de -1 que se mueven en direcciones opuestas.

Consideramos que la información que se recoge en este documento es fiable; sin embargo, no garantizamos que sea completa o exacta. Las opiniones, las estimaciones, las estrategias y las perspectivas de inversión que se expresan en este documento representan nuestra visión a partir de la situación actual del mercado y están sujetas a cambios sin previo aviso.

CONSIDERACIONES SOBRE RIESGOS

  • Las rentabilidades pasadas no son un indicador fiable de resultados futuros. No es posible invertir directamente en un índice.
  • Los precios y las tasas de rentabilidad son indicativos, ya que pueden variar con el tiempo en función de las condiciones del mercado.
  • Existen otras consideraciones sobre riesgos para todas las estrategias.
  • La información que aquí se incluye no pretende ser una recomendación, ni una oferta, ni una solicitud de compra o venta de ningún producto o servicio de inversión.
  • Las opiniones que aquí se manifiestan pueden diferir de las expresadas por otras áreas de J.P. Morgan. Este documento no debe considerarse un análisis de inversión ni un informe de análisis de inversión de J.P. Morgan.

 

INFORMACIÓN IMPORTANTE

El presente documento tiene como único fin informarle sobre determinados productos y servicios que ofrecen las divisiones de gestión de patrimonios de J.P. Morgan, integrantes de JPMorgan Chase & Co. (“JPM”). Los productos y servicios descritos, así como las comisiones, los gastos y los tipos de interés asociados, pueden sufrir modificaciones de acuerdo con los contratos de cuenta aplicables, además de diferir entre ámbitos geográficos. No todos los productos y servicios se ofrecen en todas las regiones. Lea íntegramente toda esta sección de información importante.

RIESGOS Y CONSIDERACIONES GENERALES

Las opiniones, las estrategias y los productos que se describen en este documento pueden no ser adecuados para todas las personas y comportan riesgos. Los inversores podrían recuperar menos del importe invertido, y la rentabilidad histórica no es un indicador fiable de resultados futuros. La distribución / diversificación de activos no garantiza beneficios o protección contra pérdidas. Nada de lo incluido en este documento debe utilizarse como único elemento de juicio para tomar una decisión de inversión. Se le insta a analizar minuciosamente si los servicios, los productos, las clases de activos (por ejemplo, renta variable, renta fija, inversiones alterativas y materias primas) o las estrategias que se abordan resultan adecuados en vista de sus necesidades. También debe tener en cuenta los objetivos, los riesgos, las comisiones y los gastos asociados al servicio, el producto o la estrategia de inversión antes de tomar una decisión de inversión. Para ello y para obtener información más completa, así como para abordar sus objetivos y su situación, póngase en contacto con su equipo de J.P. Morgan.

FIABILIDAD DE LA INFORMACIÓN AQUÍ INCLUIDA

Ciertos datos incluidos en este documento se consideran fiables; sin embargo, JPM no declara ni garantiza su precisión, su fiabilidad o su integridad y excluye cualquier responsabilidad por pérdidas o daños (directos o indirectos) derivados de la utilización, total o parcial, del presente documento. JPM no formula declaraciones o garantías con respecto a los cálculos, los gráficos, las tablas, los diagramas o los comentarios que pueda contener este documento, cuya finalidad es meramente ilustrativa/orientativa. Las perspectivas, las opiniones, las estimaciones y las estrategias que se abordan en este documento constituyen nuestro juicio con base en las condiciones actuales del mercado y pueden cambiar sin previo aviso. JPM no asume obligación alguna de actualizar la información que se recoge en este documento en caso de que se produzcan cambios en ella. Las perspectivas, las opiniones, las estimaciones y las estrategias que aquí se abordan pueden diferir de las expresadas por otras áreas de JPM y de las opiniones expresadas con otros propósitos o en otros contextos; este documento no debe considerarse un informe de análisis. Los resultados y riesgos proyectados se basan únicamente en los ejemplos hipotéticos citados, y los resultados y riesgos reales variarán según las circunstancias específicas. Las declaraciones prospectivas no deben considerarse como garantías o predicciones de eventos futuros.

Nada de lo indicado en este documento se entenderá que da lugar a obligación fiduciaria o relación de asesoramiento alguna hacia usted o un tercero. Nada de lo indicado en este documento debe ser considerado como una oferta, invitación, recomendación o asesoramiento (ya sea financiero, contable, jurídico, fiscal o de otro tipo) por parte de J.P. Morgan y/o sus equipos o empleados, con independencia de que dicha comunicación haya sido facilitada a petición suya o no. J.P. Morgan y sus filiales y empleados no prestan servicios de asesoramiento fiscal, jurídico o contable. Consulte a sus propios asesores fiscales, jurídicos y contables antes de realizar operaciones financieras.

INFORMACIÓN IMPORTANTE ACERCA DE SUS INVERSIONES Y POSIBLES CONFLICTOS DE INTERESES

Surgirán conflictos de interés cuando JPMorgan Chase Bank, N.A. o cualquiera de sus filiales (conjuntamente, “J.P. Morgan”) tengan un incentivo real o supuesto, de índole económica o de otro tipo, en la gestión de las carteras de nuestros clientes para actuar de un modo que beneficie a J.P. Morgan. Surgirán conflictos, por ejemplo (en la medida en que las siguientes actividades estén autorizadas en su cuenta): (1) cuando J.P. Morgan invierta en un producto de inversión, como un fondo de inversión, un producto estructurado, una cuenta de gestión discrecional o un hedge fund, emitido o gestionado por JPMorgan Chase Bank, N.A. o una filial, como J.P. Morgan Investment Management Inc.; (2) cuando una entidad de J.P. Morgan obtenga servicios, incluidas la ejecución y la compensación de operaciones, de una filial; (3) cuando J.P. Morgan reciba un pago como resultado de la compra de un producto de inversión por cuenta de un cliente; o (4) cuando J.P. Morgan reciba un pago por la prestación de servicios (incluidos servicios a accionistas, mantenimiento de registros o custodia) con respecto a productos de inversión adquiridos para la cartera de un cliente. Otros conflictos surgirán por las relaciones que J.P. Morgan mantenga con otros clientes o cuando J.P. Morgan actúe por cuenta propia.

Las estrategias de inversión se seleccionan entre las de los gestores de J.P. Morgan y las de otros gestores de activos, y son objeto de un proceso de revisión por nuestros equipos de análisis. De ese grupo de estrategias, nuestros equipos de elaboración de carteras seleccionan aquellas que consideramos adecuadas conforme a nuestros objetivos de asignación de activos y previsiones a fin de cumplir los objetivos de inversión de la cartera.

Con carácter general, preferimos las estrategias de inversión gestionadas por J.P. Morgan. Esperamos que el porcentaje de estrategias gestionadas por J.P. Morgan sea alto (de hecho, hasta de un 100%) en estrategias como, por ejemplo, de liquidez y renta fija de alta calidad, sujeto a la legislación vigente y a cualesquiera consideraciones específicas de la cuenta.

Si bien nuestras estrategias de gestión interna suelen estar bien alineadas con nuestras previsiones y estamos familiarizados con los procesos de inversión y con la filosofía de riesgos y cumplimiento de la firma, debemos señalar que J.P. Morgan percibe en conjunto más comisiones cuando se incluyen estrategias gestionadas internamente. Ofrecemos la opción de excluir estrategias gestionadas por J.P. Morgan (que no sean productos de efectivo y liquidez) en determinadas carteras.

Los fondos Six Circles son fondos de inversión inscritos en Estados Unidos gestionados por J.P. Morgan y, a su vez, cuya gestión se ha delegado en terceros. Aunque se consideran estrategias gestionadas a escala interna, JPMC no cobra comisiones por gestionar los fondos o prestar otros servicios conexos.

PERSONAS JURÍDICAS, MARCAS E INFORMACIÓN REGULATORIA

En Luxemburgo, este documento lo emite J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A. (JPMBL), con domicilio social en European Bank and Business Centre, 6 route de Trèves, L-2633, Senningerberg (Luxemburgo). Inscrita en el Registro mercantil de Luxemburgo con el número B10.958. Autorizada y regulada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier (CSSF) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Europeo (BCE) y la CSSF. J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A. se encuentra autorizada como entidad de crédito de acuerdo con la Ley de 5 de abril de 1993. En el Reino Unido, este documento lo emite J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A., London Branch, con domicilio social en el 25 Bank Street, Canary Wharf, Londres E14 5JP. Autorizada y regulada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier (CSSF) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Europeo (BCE) y la CSSF. Autorizada por la Prudential Regulation Authority. Sujeta a la regulación de la Financial Conduct Authority y a la regulación limitada del Prudential Regulation Authority. Los detalles del Régimen de Licencias Temporales, que permiten a las entidades domiciliadas en el Espacio Económico Europeo operar temporalmente en el Reino Unidomientras solicitan la autorización completa están disponibles en la página web de la Financial Conduct Authority. En España, este documento lo distribuye J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A., Sucursal en España, con domicilio social en Paseo de la Castellana, 31, 28046 Madrid (España). J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A., Sucursal en España se encuentra inscrita con el número 1516 en el registro administrativo del Banco de España y supervisada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En Alemania, este documento lo distribuye J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A., Frankfurt Branch, con domicilio social en Taunustor 1 (TaunusTurm), 60310 Frankfurt (Alemania), supervisada conjuntamente por la Commission de Surveillance du Secteur Financier (CSSF) y el Banco Central Europeo (BCE), supervisada asimismo en determinadas áreas por la Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin). En Italia, este documento lo distribuye J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A., Milan Branch, con domicilio social en Via Cordusio 3, Milán 20123 (Italia) y regulada por el Banco de Italia y la Commissione Nazionale per le Società e la Borsa (CONSOB). En Paises Bajos este documento lo distribuye J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A., Amsterdam Branch, con domicilio social en World Trade Centre, Torre B, Strawinskylaan 1135, 1077 XX, Amsterdam, Paises Bajos. J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A., Amsterdam Branch está autorizada y regulada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier (CSSF) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Europeo y la CSSF en Luxembourg; J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A., Amsterdam Branch está también autorizada y supervisada por De Nederlandsche Bank (DNB) y la Autoriteit Financiële Markten (AFM) en Paises Bajos. Se encuentra registrada ante la Kamer van Koophandel como sucursal de J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A. con el número 71651845. En Dinamarca este document lo distribuye J.P. Morgan Bank Luxembourg, Copenhagen Br, sucursal de J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A. con domicilio social en Kalvebod Brygge 39-41, 1560 København V, Dinamarca. J.P. Morgan Bank Luxembourg, Copenhagen Br, sucursal de J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A. está autorizada y regulada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier (CSSF) y conjuntamente supervisada por el Banco Central Europeo y la CSSF. J.P. Morgan Bank Luxembourg, Copenhagen Br, sucursal de J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A. está también supervisada por la Finanstilsynet (FSA Danesa) y registrada con la Finanstilsynet como una sucursal de J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A. bajo el código 29009. En Suecia, este material lo distribuye J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A. - Stockholm Bankfilial, con domicilio social en Hamngatan 15, Stockholm, 11147, Suecia. J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A. - Stockholm Bankfilial está autorizada y regulada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier (CSSF) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Europeo y la CSSF. J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A., Stockholm Branch está también sujeta a la supervison de Finansinspektionen (FSA Sueca). Está registrada con la Finansinspektionen como una sucursal de J.P. Morgan Bank Luxembourg S.A.. En Francia este documento también puede distribuirlo JPMorgan Chase Bank, N.A. (“JPMCB”), Paris Branch, regulada por las autoridades bancarias francesas (Autorité de Contrôle Prudentiel et de Résolution y Autorité des Marchés Financiers) En Suiza este documento lo distribuye J.P. Morgan (Suiza) SA, regulada en Suiza por la Autoridad Supervisora del Mercado Financiero de Suiza (FINMA).

Con respecto a los países de América Latina, la distribución de este documento puede estar restringida en ciertas jurisdicciones. Es posible que le ofrezcamos y/o le vendamos valores u otros instrumentos financieros que no puedan registrarse y no sean objeto de una oferta pública en virtud de la legislación de valores u otras normativas financieras vigentes en su país de origen. Tales valores o instrumentos se le ofrecen y/o venden exclusivamente de forma privada. Las comunicaciones que le enviemos con respecto a dichos valores o instrumentos —incluidos, entre otros, un folleto, un pliego de condiciones u otro documento de oferta— no tienen como fin constituir oferta de venta o invitación para comprar valores o instrumentos en ninguna jurisdicción en que dichas oferta o invitación sean ilegales. Además, la transferencia posterior por su parte de dichos valores o instrumentos puede estar sujeta a ciertas restricciones regulatorias y/o contractuales, siendo usted el único responsable de verificarlas y cumplirlas. En la medida en que el contenido de este documento haga referencia a un fondo, el fondo no podrá ofrecerse públicamente en ningún país de América Latina sin antes registrar los títulos del fondo de acuerdo con las leyes de la jurisdicción correspondiente. Queda terminantemente prohibida la oferta pública de cualquier título, incluidas las participaciones del fondo, que no se haya registrado previamente ante la Comisión de Valores y Mercados (CVM) de Brasil. Es posible que las plataformas de Brasil y de México no ofrezcan actualmente algunos de los productos o servicios incluidos en este documento.

Las referencias a “J.P. Morgan” remiten a JPM, sus sociedades dependientes y sus filiales de todo el mundo. “J.P. Morgan Private Bank” es el nombre comercial de la división de banca privada de JPM.

Este documento tiene como fin su uso personal y no debe distribuirse a, ni ser utilizado por, otras personas, ni ser copiado para fines no personales sin nuestro permiso. Si tiene alguna pregunta o no desea continuar recibiendo estas comunicaciones, no dude en ponerse en contacto con su equipo de J.P. Morgan.

© 2021 JPMorgan Chase & Co. Todos los derechos reservados.

 

 

 

 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE NUESTRA FIRMA Y NUESTROS PROFESIONALES DE LA INVERSIÓN EN LA HERRAMIENTA BROKERCHECK DE LA FINRA

JPMorgan Chase Bank, N.A. y sus filiales (conjuntamente, “JPMCB”) ofrecen productos de inversión, que pueden incluir cuentas bancarias y de custodia, como parte de sus servicios fiduciarios y de administración. Otros productos y servicios de inversión, tales como las cuentas de intermediación y asesoramiento, se ofrecen a través de J.P. Morgan Securities LLC(“JPMS”), miembro de FINRA SIPC. JPMCB y JPMS son filiales que se encuentran bajo el control de JPMorgan Chase & Co. Productos no disponibles en todos los estados.

Lea el Aviso de limitación de responsabilidad junto con estas páginas.

LOS PRODUCTOS DE INVERSIÓN: • NO SE ENCUENTRAN ASEGURADOS POR LA FDIC • NO SON DEPÓSITOS NI CONSTITUYEN OBLIGACIÓN OTRA DE, NI ESTÁN GARANTIZADOS POR, JPMORGAN CHASE BANK, N.A. O CUALQUIERA DE SUS FILIALES • ENTRAÑAN RIESGOS DE INVERSIÓN, INCLUIDA LA POSIBLE PÉRDIDA DEL CAPITAL PRINCIPAL INVERTIDO

ehl image JPMorgan Chase Bank, N.A. ofrece productos de depósito, como cuentas corrientes, cuentas de ahorros y servicios de préstamo bancario y otros conexos. Miembro de la FDIC. No es un compromiso de préstamo. Todas las ampliaciones de crédito están sujetas a aprobación.