Imagine toda una economía en la que los recursos se utilizan y reutilizan en un ciclo cerrado y sostenible. Algunas empresas ya lo están haciendo posible.

En este momento, el mundo opera en un modelo de "economía lineal" que toma, hace desechos y claramente no es sostenible.

Cada segundo, el equivalente a un camión de basura de textiles se desecha o quema, y el equivalente a seis camiones de basura de alimentos comestibles se desperdicia a nivel mundial.1 Si continuamos por este camino, para el 2050, la demanda mundial de recursos casi se triplicará hasta llegar a 130 mil millones de toneladas anuales, lo que sobreexplotaría la capacidad de la Tierra en más de un 400%.2

Imagine lo siguiente. Una "economía circular" que diseña, produce y utiliza los bienes de manera que:

  • No se creen residuos o contaminación en su fabricación
  • Sigan siendo útiles por más tiempo
  • Se reciclen eficientemente
  • Permitan que el hábitat natural se regenere

Un sistema económico sostenible de este tipo produciría enormes beneficios ambientales, sociales y económicos en todo el mundo. Un estudio calcula que los beneficios de una economía circular serían:3

  • 2 billones de dólares estadounidenses en ingresos anuales de EE. UU. generados por la fabricación circular
  • 7 mil millones de dólares estadounidenses en nuevas oportunidades de ingresos del reciclaje para las ciudades y los recicladores
  • 250-350 millones de toneladas métricas menos de dióxido de carbono (CO2) en el aire
  • 80 millones de toneladas de material recuperado del reciclaje conjunto (single-stream) a nivel residencial
  • 30 millones de hogares más con acceso a modos de reciclaje cómodos

 

¿Cómo podemos hacer realidad la economía circular?

1 | Redefinir los residuos

Una economía lineal deja un largo rastro de desechos, empezando por los subproductos y las emisiones del proceso de fabricación, continuado con empaques de un solo uso y terminando con productos finales a menudo poco utilizados que se desechan en los vertederos.

Una estrategia de economía circular busca eliminar los desechos desde el principio y crear "ciclos cerrados" que mantengan los materiales dentro del sistema.

Este sistema de ciclo cerrado reutilizaría los subproductos como futuros insumos y funcionaría con energía renovable y fuentes de materiales reciclados.4 Cuanto más corto o estrecho sea el ciclo, mejor, porque normalmente produciría una mayor cantidad de ahorro al reducir los costos, como la mano de obra y la energía.

Los residuos no son solo contaminación y envases de plástico. La infrautilización, desde los vehículos hasta la ropa, es otro residuo en el modelo lineal actual. Por ejemplo, el automóvil europeo promedio tiene cinco asientos, pero lleva en promedio menos de dos personas por viaje y está estacionado el 92% del tiempo.5

En una economía circular, se espera que muchas industrias pasen de un modelo de propiedad de activos a un modelo de servicio/compartir. En el caso de los automóviles, por ejemplo, el cambio a un modelo de viaje compartido (que ya se realiza en algunas grandes ciudades) podría aumentar considerablemente el uso eficiente de los recursos (es necesario producir menos automóviles per cápita, lo que permite ahorrar materias primas y combustible) y, al mismo tiempo, reducir la contaminación.

2 | Conservar el valor

Prolongar la vida útil de los productos también combate la infrautilización. Con ese fin, hay un impulso para que los productores y los consumidores:

  • REPARAR Y RENOVAR—El mayor valor se crea cuando encontramos formas de conservar o incluso reciclar los productos en lugar de desecharlos rápidamente
  • REUTILIZAR —Los expertos consideran que la reutilización y redistribución de los productos es la mejor opción para mantener los productos existentes
  • RECICLAR —La inversión en tecnologías y procesos innovadores está ayudando a muchas empresas a incorporar el reciclaje y los materiales reciclados en su producción

3 | Invertir en una economía circular

Los desafíos de la transición de una economía lineal a una circular son muchos. Pero también lo son las empresas innovadoras y los empresarios que desean afrontar este reto con nuevas tecnologías, productos y modelos de negocio.

Las oportunidades de invertir en una economía circular están creciendo rápidamente a medida que más empresas, gobiernos y consumidores se motivan para encontrar nuevos modelos de negocio, políticas y pautas de consumo de la economía circular.

Si a usted le interesan las acciones, puede invertir en fondos destinados a soluciones ambientales o en estrategias de inversión que tengan en cuenta la sostenibilidad o los factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG). En cuanto al ingreso fijo, puede invertir en bonos municipales que financien infraestructuras de apoyo al agua, el reciclaje y los residuos, así como en bonos verdes que apoyen proyectos relacionados con la sostenibilidad.

En el sector privado, el capital de riesgo ayuda a financiar empresas en sus primeras etapas que están desarrollando tecnologías o servicios innovadores para promover los principios de una economía circular. La financiación con capital privado es fundamental a medida que las empresas maduran desde las primeras etapas de su actividad empresarial y necesitan ampliar su oferta de productos o servicios.

4 | Encontrar innovadores

Las oportunidades de inversión en la economía circular se pueden encontrar en casi todas las industrias, productos y sectores. Considere, por ejemplo, la industria de la moda, los plásticos y el sector público.

 

MODANO TAN RÁPIDA

 

Cada año se pierden más de 500 mil millones de dólares estadounidenses de valor debido a que la ropa se infrautiliza y después no se recicla. La contaminación también es un problema grave en toda la industria textil. En 2015, las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la producción textil ascendieron a un equivalente a 1,2 mil millones de toneladas de CO2, más de lo que emitieron todos los vuelos internacionales y el transporte marítimo juntos. Además, según ciertas estimaciones, durante el lavado de textiles plásticos como el poliéster, el nailon y el acrílico se desprende alrededor de medio millón de toneladas de microfibras plásticas al año, las cuales terminan en el océano.6

El beneficio global para la economía mundial podría ser de unos 180 mil millones de dólares (unos 160 mil millones de euros) en 2030 si la industria de la moda adoptara medidas como cambiar a una mezcla de materiales sostenibles, eliminar los productos químicos nocivos, disminuir el uso de agua y mejorar la transparencia y la trazabilidad. De no ser así, para el 2030 las marcas de moda podrían ver una disminución de sus ganancias antes de los márgenes de intereses e impuestos (EBIT) de más de tres puntos porcentuales.7

Los innovadores ya están encontrando formas de reducir los desechos y la huella ambiental de la industria al:

  • Aumentar la durabilidad de las prendas de vestir y la capacidad de repararlas
  • Crear mercados secundarios de ropa usada
  • Reducir los recursos que se utilizan en el proceso de fabricación, incluidas las materias primas, el agua y la energía
  • Centrarse en la trazabilidad de los materiales para que puedan cumplir con las normas de reciclaje

 

EL PLÁSTICO, REIMAGINADO

 

Del mismo modo, se está prestando mucha atención al rediseño de la industria del plástico. Las empresas mundiales, desde los minoristas hasta los fabricantes de plásticos, están estableciendo objetivos ambiciosos para el reciclado de plásticos, el uso de contenidos reciclados y reciclables y la recuperación posterior al consumo.

La nueva demanda de plásticos reciclados podría alcanzar de 5 a 7,5 millones de toneladas métricas en 2030. Si las tecnologías de reciclado de plásticos logran satisfacer las demandas del mercado, tendrían oportunidades potenciales de ingresos de hasta $120 mil millones de dólares estadounidenses solo en los Estados Unidos y Canadá.

La reutilización también será esencial para hacer frente al desafío de reducir los envases de un solo uso. Solo aproximadamente el 14% de los envases de plástico se recogen para su reciclado, y solo el 2% de ellos se recicla con una calidad similar. Tras un corto ciclo de primera utilización, el 95% del valor material de los envases de plástico (entre 80 y 120 mil millones de dólares estadounidenses al año) se pierde para la economía.8 La sustitución de solo el 20% de los envases de plástico de un solo uso por alternativas reutilizables, como los envases rellenables de alta gama de larga utilización, ofrece una oportunidad valorada en al menos 10 mil millones de dólares estadounidenses.9

 

CIUDAD CIRCULAR

 

Las ciudades ocupan solo el 1% de la tierra, pero representan el 75% del consumo de los recursos naturales, el 50% de los desechos mundiales y el 60%-80% de las emisiones de gases de efecto invernadero.10 Para el 2050, más del 70% de la gente vivirá en esas ciudades.11

Algunas formas en que las ciudades podrían mejorar su eficiencia y calidad de vida serían:

  • Reducir la necesidad de vehículos (y cambiar a los que funcionan con energía eléctrica) al mejorar las infraestructuras de transporte público y ciclovías
  • Exigir que los edificios se diseñen para hacer un uso más eficiente de los recursos y la energía, incluyendo la posibilidad de que los edificios mismos produzcan electricidad. Los procesos industriales y modulares podrían reducir los costos de construcción en un 50% en comparación con la construcción tradicional. Las casas pasivas, que están diseñadas a propósito para minimizar significativamente las necesidades de calefacción y refrigeración, podrían reducir el consumo de energía en un 90%12
  • Alimentarse con energía renovable, incluida la bioenergía procedente de alimentos reciclados y otros residuos urbanos orgánicos. Un estudio reciente sobre residuos orgánicos residuales en Ámsterdam encontró que el uso de biorefinerías, la separación de residuos y la logística de retorno podría conducir a un valor añadido de 150 millones de euros, así como 900.000 toneladas de ahorro de material y una reducción de 600.000 toneladas de emisiones de CO2 anualmente13
  • Mejorar los sistemas de conservación y tratamiento del agua. La recuperación de energía en el sector de aguas residuales puede compensar la energía necesaria para el tratamiento. Una planta en Dinamarca produce más electricidad de la que necesita para su funcionamiento y se ha convertido en un exportadora neta de energía14

En Milán (Italia), por ejemplo, los camiones municipales (muchos de ellos de biodiésel) recogen las sobras de alimentos de los hogares, las propiedades comerciales y las escuelas y lo transportan a una planta de "digestión anaerobia y compostaje". Una vez procesado, el biogás se inyecta en la red de gas local y la composta se utiliza para fertilizar las tierras de cultivo que rodean la ciudad.

Milán está cerrando el círculo de los desechos de alimentos

Milán está cerrando el círculo de los desechos de alimentos

Fundación Ellen Macarthur, 2019.

Nosotros podemos ayudar


Hable con su representante de J.P. Morgan para encontrar las oportunidades de inversión circular que mejor se ajusten a sus objetivos. 

 

 

1 “What is the circular economy?,” Ellen MacArthur Foundation, 2017.

2 Peter Lacy, Justin Keeble, Robert McNamara, et al, “Circular Advantage—Innovative Business Models and Technologies to Create Value in a World without Limits to Growth,” Accenture Strategy, Mayo de 2015.

3 Capital landscape for investment in circular supply chains, Closed Loop Partners and Closed Loop Foundation, 2017.

4 “What is the circular economy?,” Ellen MacArthur Foundation, 2017.

5 “Growth Within: A Circular Economy Vision of a Competitive Europe," Ellen MacArthur Foundation; Stiftungsfonds für Umweltökonomie und Nachhaltigkeit (SUN); Deutsche Post Foundation; McKinsey Center for Business and Environment, 2015.

6 "A New Textiles Economy: Redesigning Fashion’s Future,” Ellen MacArthur Foundation, 2019.

7 “Pulse of the fashion industry,” Global Fashion Agenda and Boston Consulting Group, 2017. 

8 “Harnessing the Fourth Industrial Revolution for the Circular Economy Consumer Electronics and Plastics Packaging and the New Plastics Economy: Rethinking the Future of Plastics & Catalysing Action,” Ellen MacArthur Foundation, 2019.

9 “Reuse Rethinking Packaging,” Ellen MacArthur Foundation, 2019.

10 “Circular Economy in Cities: Project Guide,” Ellen MacArthur Foundation, 2019.

11 “Urban Biocycles,” Ellen MacArthur Foundation, Marzo de 2017.

12 “Europe’s circular-economy opportunity,” McKinsey Center for Business and Environment, Septiembre de 2015.

13  “Urban Biocycles,” Ellen MacArthur Foundation, March 2017.

14 Ibid.