Estrategia de inversión

¿Qué son los mercados de carbono?

Feb 18, 2022

El objetivo de alcanzar las emisiones netas cero ha llevado a la expansión del mercado global de carbono, un área de inversión importante.

Dr. Sarah Kapnick, Sustainability Strategist, Senior Climate Scientist*

Un mundo con emisiones netas cero es, esencialmente, un mundo en el que las emisiones de gases de efecto invernadero son inferiores a la cantidad de ese mismo gas que se retira de la atmosfera. Este objetivo ha traído consigo una expansión significativa del mercado global de carbono (nota: el nombre hace referencia al dióxido de carbono, CO2, si bien también comprende otros gases). En un mercado de carbono, las tecnologías que reducen la cantidad de carbono emitido por una empresa crean unidades de valor (denominadas créditos de compensación de carbono), así como sistemas para su certificación, registro y comercialización.

Impulsados por la regulación y presión social, los créditos de carbono verificados se han convertido en un área de inversión emergente para empresas e individuos, así como para inversionistas interesados en apoyar soluciones al cambio climático que puedan ofrecer interesantes rendimientos a largo plazo. Sin embargo, el crecimiento del mercado de carbono ha sido hasta ahora bastante desigual según el país. México, por ejemplo, tiene un impuesto al carbono y un sistema de comercio. Costa Rica tomó un camino diferente, expandiendo las fuentes de energía renovable e implementando regulación específica para reducir la deforestación.

Las tecnologías de eliminación de carbono incluyen tanto soluciones mecánicas como otras basadas en medios naturales. Ambos enfoques pueden crear compensaciones que pueden ser comercializadas para compensar emisiones en otros lugares. Y muchas empresas, gobiernos e individuos están más que dispuestos a comprarlas.

La silvicultura es la solución más extendida en la actualidad. Los árboles de los bosques capturan carbono de la atmósfera como parte de su ciclo de crecimiento. Este segmento sigue siendo particularmente atractivo, especialmente porque cada vez hay más escrutinio sobre algunas compensaciones por evasión de emisiones.

Los estándares del mercado de carbono son aún muy nuevos y siguen evolucionando. Pudiera ser que los criterios actuales pierdan vigencia en el futuro.

Regulación y desarrollo del mercado de carbono

La regulación del carbono ha estado en desarrollo desde 1990, cuando el primero de una serie de informes internacionales comenzó a mostrar la creciente urgencia de actuar para revertir el cambio climático (Gráfico 1). Al crear un mecanismo de fijación de precios, la regulación incentiva la reducción de emisiones, las compensaciones y la inversión en tecnología para disminuir las emisiones.

Sin embargo, mientras que la evidencia científica del cambio climático se ha fortalecido, la regulación del carbono no ha seguido el mismo ritmo, desarrollándose más lentamente.

La cobertura regulatoria ha aumentado constantemente cada año desde el Acuerdo de París de 20151 . Las regulaciones de carbono (implementadas y programadas) se incrementaron en 2021, cuando muchos países buscaron mostrar liderazgo antes de la Conferencia de Cambio Climático de las Naciones Unidas 26 (COP26) de noviembre en Glasgow, en la que se negociaron medidas para abordar el cambio climático. Hoy en día, las emisiones de carbono están sujetas a regulaciones en todo el mundo.

 

La regulación del carbono ha crecido de manera constante, aunque lenta, a lo largo del tiempo

Fuentes: Rastreador de carbono del Banco Mundial, Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas. Datos al 1 de abril y 9 de agosto de 2021, respectivamente.
El gráfico muestra el crecimiento de las emisiones globales cubiertas por los impuestos al carbono o por los sistemas de comercio de emisiones entre 1990 y 2021.

Participación global en la regulación del carbono: adopción creciente pero desigual

El número de países que participan en la regulación del mercado de carbono ha ido en aumento (Gráfico 2). Desde 2021, el esquema de comercio de emisiones (ETS por sus siglas en inglés) de China cubre la mayor parte de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (Instituto Ambiental Global, GEI por sus siglas en inglés) (7%)2 , seguido por el esquema de la Unión Europea (UE) (3%) y el impuesto al carbono de Japón (2%). Las regulaciones, incluidas las anteriormente mencionadas, no necesariamente cubren a todos los emisores y es posible que solo cubran sectores específicos, por lo que pueden tener el potencial de crecer dentro de cada nación.

Por ejemplo, el mercado de regulación chino actualmente cubre al sector eléctrico, que representa 40% de las emisiones nacionales, pero el gobierno ha indicado su intención de expandirlo a otros sectores en el futuro3.

La regulación mundial del carbono se ha ampliado notablemente

Fuente: Rastreador de carbono del Banco Mundial. Datos al 1 de abril de 2021. Incluye iniciativas programadas para implementación (formalmente adoptadas a través de legislación con una fecha de inicio oficial) y “en consideración” (la intención del gobierno de trabajar hacia la implementación anunciada y formalmente confirmada por fuentes oficiales). GHG (siglas en inglés):  Gases de efecto invernadero. ETS (siglas en inglés): sistema de comercio de emisiones. 
Estos dos mapas mundiales, de 2010 y 2021, muestran el número creciente de países y regiones cubiertas por la regulación del carbono, con China como nuevo participante clave.
Este mosaico global de regulaciones ha creado un amplio rango de precios en todo el mundo para la tonelada métrica de CO2 y equivalentes (tCO2e). El tCO2e permite que todos los gases regulados se conviertan a la misma unidad para obtener un precio común (Gráfico 3). El precio de las tCO2e es establecido por un impuesto al carbono o varía en respuesta a un mercado. En algunos, los precios varían según el gas de efecto invernadero individual, lo que refleja diferentes costes para su reducción o diferencias en la fecha de eliminación deseada. El precio principal del CO2e basado en combustibles fósiles se denomina "nivel 1". Para ponerlo en perspectiva, un estadounidense promedio emite más de 15 tCO2e al año, mientras que, a nivel mundial, el promedio es de alrededor de 4,5 tCO2e por persona4.

El mosaico global de regulaciones ha creado un amplio rango de precios para la tonelada de carbono o equivalentes (tCO2e)

Este gráfico de burbujas muestra las naciones emisoras más grandes con esquemas o impuestos de comercio de carbono, es decir, mecanismos de fijación de precios. Destacan Estados Unidos, Francia y Canadá.

Lo último en precios del carbono: gobiernos y mercados, Unión Europea y Estados Unidos

Históricamente, el precio del carbono ha sido más alto cuando los gobiernos lo calculan para poner un impuesto al carbono, que cuando lo fijan los mercados en los sistemas de comercio de emisiones. Si, en el futuro, los mercados estuvieran limitados por asignaciones de emisiones permitidas más bajas (por parte de los gobiernos que actúan de manera más agresiva para alcanzar los objetivos de emisiones netas cero), los precios aumentarían. Las diferencias en los precios regionales del carbono, frecuentemente como resultado de estándares de emisiones más laxos en algunos lugares, han llevado a la Comisión Europea a incluir la propuesta de un "mecanismo de ajuste fronterizo ", muy parecido a un impuesto, para prevenir la fuga de carbono (transferencia de actividades intensivas a jurisdicciones con reglas de emisiones más laxas) en su plan Objetivo 555.

Por su parte, en Estados Unidos actualmente no existe una regulación federal de carbono. A pesar de firmar el Acuerdo de París en 2015, el país inició su retiro en 2017, proceso que formalmente realizó el 4 de noviembre de 2020. Durante este tiempo, la regulación del carbono estuvo estancada. El 19 de febrero de 2021, Estados Unidos se reincorporó formalmente, luego de que el presidente Joe Biden firmara una orden ejecutiva.

Si bien en Estados Unidos no existe un precio del carbono sobre el que basar la regulación, existe un marco de fijación de precios para ayudar en la toma de decisiones sobre políticas. A principios de 2021, la administración Biden revisó el coste social federal del carbono (un valor de tCO2e) para guiar los análisis de coste-beneficio de las emisiones de gases de efecto invernadero e informar la planificación de un impuesto al carbono o de un límite para el sistema de comercio de emisiones6. La estimación fue fijada temporalmente en 51 dólares por tCO2e, el precio prevaleciente durante la administración Obama7. Durante la administración Trump, el precio del carbono era de un dólar por tCO2e. Actualmente, un grupo de trabajo interinstitucional está revisando los últimos avances científicos y económicos para desarrollar una nueva estimación, prevista para principios de 20228. Se especula que podría establecerse un precio superior a 125 dólares por tCO2e9. En septiembre de 2021, Reino Unido actualizó sus pautas de precios regulatorios, con rangos anuales entre 122 y 367 libras esterlinas por tCO2e10.

Dos tipos de tecnologías de eliminación de CO2

Para que el carbono y sus compensaciones se negocien en los intercambios que la fijación de precios ha fomentado y seguirá fomentando, las tecnologías de eliminación son una pieza clave. Tales tecnologías incluyen:

  • Soluciones basadas en la naturaleza que gestionan ecosistemas como bosques, manglares, lechos de algas marinas y suelos que capturan CO2 de forma natural.
  • Eliminación mecánica de CO2 del aire u océano con tecnologías de captura directa que utilizan máquinas de extracción para crear otros materiales a base de carbono, incluidos plásticos, cementos con carbono incrustado y rocas enterradas a gran profundidad.

Los proyectos que utilizan estas tecnologías para eliminar o reducir la huella de carbono pueden verificarse para obtener créditos de compensación. Empresas y personas pueden comprar estos créditos verificados para reducir sus recuentos generales de emisiones. Los inversionistas pueden invertir en este tipo de proyectos o tecnologías ambientales para ayudar a proporcionar soluciones al cambio climático y por su potencial de retorno a largo plazo.

Registros de carbono: clave para la verificación y certificación de compensaciones

Los registros de carbono ayudan a verificar, certificar y rastrear proyectos de compensación de carbono para evitar la doble contabilidad. Hay dos tipos de registros: de cumplimiento y voluntarios. Los primeros son un mercado utilizado por entidades obligadas por ley a contabilizar sus emisiones de carbono. Los segundos se han formado en los últimos 20 años para satisfacer la demanda emergente tanto de compensaciones de carbono como de gestión general del mismo, en los que el interés ha crecido más rápido que la regulación11.

Los registros de carbono pueden variar por especialización y huella regional

Fuente: Registros individuales; datos al 11 de agosto de 2021 (Mecanismo de Desarrollo Limpio al 2 de julio de 2021). Los créditos totales registrados son: los estimados anuales
La tabla enumera las características de una variedad de registros de carbono, desde el Registro Americano del Carbono hasta Gold Standard y Verra.

Tipos de compensaciones de emisiones de carbono

Las compensaciones pueden adoptar dos formas principales:

  • Las compensaciones por evitación son generadas por actividades que reducen las emisiones futuras a través de la prevención. Por ejemplo, con la construcción de un parque eólico en lugar de una nueva planta de energía de gas natural.
  • Las compensaciones por remoción extraen carbono de la atmósfera u océano usando a la naturaleza (como la silvicultura) o mecánicamente.

Últimamente, las compensaciones por evasión han sido objeto de escrutinio, especialmente a medida que las energías renovables se vuelven más competitivas en costes que los combustibles fósiles. Los estándares de verificación y las regulaciones de carbono en evolución pueden generar requisitos más estrictos para las compensaciones, particularmente en lo que respecta a la verificación de la entrega de compensaciones y a las pruebas de que los proyectos no generan fugas. En última instancia, los mercados se desarrollan para reducir las emisiones a través de incentivos financieros.

La silvicultura representa la mayoría de las compensaciones por remoción y las totales por tCO2e en todos los registros. En 2021, representó 40% de todas las compensaciones registradas, tanto las disponibles en el mercado (proyectos “emitidos”) como las ya adquiridas (proyectos “retirados”). Los registros estadounidenses tienen participaciones forestales significativas. Por ejemplo, en la Reserva de Acción Climática, un importante registro de Estados Unidos, los bosques representaron más de 80% de las compensaciones en 2019. Los modelos y proyectos también están evolucionando para otras compensaciones por remoción basadas en la naturaleza, incluidos manglares, lechos de algas marinas y suelos, dado que los primeros estándares no ofrecían una eliminación de carbono consistente12.

Las tecnologías para capturar directamente el carbono del aire o de los océanos aún están en desarrollo. Las principales barreras para la adopción se relacionan con los requisitos de materiales y energía13, así como con los costes (los rangos estimados más bajos están entre 250 y 600 dólares por tCO2e), ya que superan con creces al precio actual del carbono en los mercados voluntarios o de cumplimiento (Gráfico 3)14. La instalación más grande, inaugurada recientemente en condiciones ideales en Islandia, tardó 18 meses en construirse y solo retirará anualmente el equivalente a 860 automóviles estadounidenses a gasolina15 16.

La transición ya empezó

Reducir a cero la mayoría de las emisiones (reemplazando combustibles fósiles con tecnología de energía limpia, mejorando la eficiencia energética y reduciendo otras fuentes de emisiones) no será suficiente para detener y revertir el cambio climático17. Para mantener las tendencias de calentamiento global por debajo de 2ºCelsius (C), umbral esbozado por el Acuerdo de París de 201518 y recomendado por los científicos para evitar daños importantes en el futuro, se necesitarán tecnologías de eliminación de CO2, tantos mecánicas como basadas en la naturaleza. Para alcanzar emisiones netas negativas en 2050 será necesaria la eliminación de carbono (junto con otras estrategias).

 

*Dr. Sarah Kapnick es ex directora general y científica científica climática sénior y estratega de sostenibilidad para la Gestión de Activos y Patrimonios (AWM). Tras su paso por J.P. Morgan, se unió a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) como científica jefe.

 1 El Acuerdo de París es un tratado internacional sobre el cambio climático. Legalmente vinculante, fue adoptado por 196 países en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 21 (COP21), celebrada en París en 2015. Su objetivo es mantener el calentamiento global por debajo de 2ºCelsius (C), y preferiblemente por debajo de 1,5ºC, en relación a las temperaturas de la era preindustrial (antes de 1860).

2 Durante la última década, el sistema de comercio de emisiones chino se desarrolló a nivel de provincias y ciudades y recientemente se implementó a nivel nacional.

3 Rastreador de carbono del Banco Mundial, Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas. Datos al 1 de abril y 9 de agosto de 2021, respectivamente.

4 Emisiones de CO2 (toneladas métricas per cápita)”, Banco Mundial.

5 Ver referencia 2. En inglés, este plan se conoce como “Fit for 55”.

6 Este valor cuantifica el coste de los daños adicionales causados por las emisiones de CO2 y equivalentes, incluyendo: efectos sobre la salud, pérdida de vidas, daños a las propiedades, reducción de la productividad agrícola y daños a los ecosistemas.

7 “Regreso a la ciencia: Estimaciones basadas en evidencia de los beneficios de reducir la contaminación climática”, blog de la Casa Blanca, 26 de febrero de 2021.

8 “Documento de soporte técnico: Coste social del carbono, metano y óxido nitroso: Estimaciones provisionales bajo la orden ejecutiva 13990”, Grupo de Trabajo Interinstitucional sobre el Coste Social de los Gases de Efecto Invernadero, gobierno de Estados Unidos, febrero de 2021.

9 Paul Voosen, “Trump minimizó los costes de la contaminación por carbono. Esto está a punto de cambiar”, Science 371, no. 6528, 29 de enero de 2021.

10 “Valuación de las emisiones de gases de efecto invernadero para la valoración y evaluación de políticas”, Departamento de Estrategia Empresarial, Energética e Industrial de Reino Unido, 2 de septiembre de 2021. 

11 La Bolsa Climática de Chicago fue un sistema voluntario de comercio de gases de efecto invernadero legalmente vinculante, que funcionó entre 2003 y 2010 y cubrió seis fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero y proyectos de compensación. Cerró debido a la inactividad y falta de desarrollo regulatorio. 

12 Jane Zelikova, Freya Chay, Jeremy Freeman et al., “Guía del comprador para las compensaciones de carbono del suelo”, plan (carbono), 15 de julio de 2021.

13 Sudipta Chatterjee y Huang Kuo-Wei, “Requisitos poco realistas de energía y materiales para la captura directa de aire en vías de mitigación profundas”, Nature Communications 11, no. 1, 3 de julio de 2020.

14 Katie Lebling, Noah McQueen, Max Pisciotta et al., "Captura directa de aire: consideraciones de recursos y costes para la eliminación de carbono", Instituto de Recursos Mundiales, 6 de enero de 2021. 

15 El 8 de septiembre de 2021, Climeworks anunció que había comenzado la construcción de su primera gran instalación de captura directa de carbono en el aire en Islandia. La ubicación se eligió tanto por su abundancia de energía geotérmica, renovable y barata para hacer funcionar la planta, como por su geología, en las profundidades subterráneas, ideal para convertir y almacenar CO2 en forma de roca.

16 Usando estimaciones de 2020 de la Agencia de Protección Ambiental y la Administración Federal de Carreteras de Estados Unidos. Consulte “Calculadora de equivalencias de gases de efecto invernadero: cálculos y referencias”, Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

17 Las simulaciones climáticas en el sexto informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) utilizaron modelos con cinco métodos principales para reducir las emisiones globales a cero neto/negativo: 1) Reducir el uso de combustibles fósiles, 2) Reducir la demanda de energía, 3) Utilizar soluciones basadas en la naturaleza, 4) Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero además de CO2 y 5) Remoción mecánica del aire. Jordan Wilkerson: “La mitad de los escenarios del IPCC para limitar el calentamiento no funcionan”, Eos 102, 7 de julio de 2021.

18 Ver referencia 1. 

 

Más información sobre cómo convertirse en cliente de la banca privada de J.P. Morgan

Por favor, cuéntenos sobre usted y un miembro de nuestro equipo le contactará

*Campos obligatorios

Más información sobre cómo convertirse en cliente de la banca privada de J.P. Morgan

Por favor, cuéntenos sobre usted y un miembro de nuestro equipo le contactará

Introduzca su nombre

> or < are not allowed

Only 40 characters allowed

Introduzca sus apellidos

> or < are not allowed

Only 40 characters allowed

Seleccione su país de residencia

Introduzca el prefijo de su país

Introduzca el prefijo de su país

> or < are not allowed

Introduzca su número de teléfono

El número de teléfono debe constar de 10 dígitos

Por favor ingrese su teléfono

> or < are not allowed

Only 15 characters allowed

Introduzca su número de teléfono

Por favor ingrese su teléfono

> or < are not allowed

Only 15 characters allowed

Introduzca una dirección postal válida

> or < are not allowed

Only 35 characters allowed

> or < are not allowed

Only 35 characters allowed

Introduzca su ciudad

> or < are not allowed

Only 35 characters allowed

Seleccione su estado

> or < are not allowed

Introduzca su código ZIP

Por favor, proporcione un código postal válido

> or < are not allowed

Only 9 characters allowed

Introduzca su código postal

Por favor, proporcione un código postal válido

> or < are not allowed

Only 9 characters allowed

Cuéntenos más acerca de usted

0/1000

Only 1000 characters allowed

La casilla no ha sido marcada

Sus búsquedas recientes

Información importante

Este material es solo para fines informativos y puede informarle de ciertos productos y servicios ofrecidos por los negocios de banca privada de J.P. Morgan, parte de JPMorgan Chase & Co. ("JPM"). Los productos y servicios descritos, así como los honorarios, cargos y tasas de interés asociados, están sujetos a cambios de conformidad con los acuerdos de cuenta aplicables y pueden diferir entre las distintas ubicaciones geográficas.

No todos los productos y servicios se ofrecen en todos los lugares. Si usted es una persona con una discapacidad y necesita apoyo adicional para tener acceso a este material, por favor, póngase en contacto con su equipo de J.P. Morgan o envíe un correo electrónico a accessibility.support@jpmorgan.com para recibir ayuda. Por favor, lea toda la información importante.

RIESGOS Y CONSIDERACIONES GENERALES. Cualquier opinión, estrategia o producto discutido en este material puede no ser apropiado para todas las personas y está sujeto a riesgos. Los inversores pueden obtener menos de lo que invirtieron, y el desempeño pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. La asignación o diversificación de activos no garantiza una ganancia o protección contra pérdidas. Nada de lo contenido en este material debe utilizarse de forma aislada con el fin de tomar una decisión de inversión. Se le insta a considerar cuidadosamente si los servicios, productos, clases de activos (por ejemplo, acciones, ingreso fijo, inversiones alternativas, materias primas, etc.) o si las estrategias discutidas son adecuadas a sus necesidades. También debe considerar los objetivos, riesgos, cargos y gastos asociados con un servicio, producto o estrategia de inversión antes de tomar una decisión de inversión. Para esto y para obtener información más completa, incluido el análisis de sus metas y situación, comuníquese con su equipo de J.P. Morgan.

NO CONFIANZA. Cierta información contenida en este material se considera confiable; sin embargo, JPM no representa ni garantiza su exactitud, confiabilidad o integridad, ni acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño (ya sea directo o indirecto) que surja del uso de todo o parte de este material. No se debe hacer ninguna representación o garantía con respecto a los cálculos, gráficos, tablas, diagramas o comentarios de este material, que se proporcionan solo con fines ilustrativos o de referencia. Los puntos de vista, opiniones, estimaciones y estrategias aquí expresadas constituyen nuestro juicio basado en las condiciones actuales del mercado y están sujetos a cambios sin previo aviso. JPM no asume ninguna obligación de actualizar la información de este material en caso de que dicha información cambie. Los puntos de vista, opiniones, estimaciones y estrategias aquí expresados pueden diferir de los expresados por otras áreas de JPM, así como de los puntos de vista expresados para otros propósitos o en otros contextos. Este material no debe ser considerado como un informe de investigación. Los resultados y riesgos proyectados se basan únicamente en ejemplos hipotéticos citados, y los resultados y riesgos reales variarán dependiendo de las circunstancias específicas. Las declaraciones a futuro no deben ser consideradas como garantías o predicciones de eventos futuros.

Nada de lo contenido en este documento se debe interpretar como si diera lugar a un deber de cuidado o a una relación de asesoramiento con usted o con un tercero. Nada de lo contenido en este documento se considerará como una oferta, solicitud, recomendación o asesoramiento (ya sea financiero, contable, legal, fiscal o de otro tipo) realizado por J.P. Morgan y/o sus directivos o empleados, independientemente de que dicha comunicación se haya realizado o no a petición suya. J.P. Morgan y sus filiales y empleados no proporcionan asesoramiento fiscal, legal ni contable. Usted debería consultar a sus propios asesores fiscales, legales y contables antes de realizar cualquier transacción financiera.

INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE SUS INVERSIONES Y POSIBLES CONFLICTOS DE INTERÉS

Surgirán conflictos de interés cuando JPMorgan Chase Bank, N.A. o cualquiera de sus afiliados (en conjunto, “J.P. Morgan”) tengan un incentivo económico o de otro tipo, real o percibido, en la gestión de las carteras de nuestros clientes para actuar de forma que beneficie a J.P. Morgan. Se producirán conflictos, por ejemplo (en la medida en que las siguientes actividades estén permitidas en su cuenta): (1) cuando J.P. Morgan invierte en un producto de inversión, como un fondo mutualista, un producto estructurado, una cuenta gestionada por separado o un fondo de cobertura emitido o gestionado por JPMorgan Chase Bank, N.A. o un afiliado, como J.P. Morgan Investment Management Inc; (2) cuando una entidad obtiene servicios, incluyendo ejecución de operaciones y compensación de operaciones, de un afiliado;(3) cuando J.P. Morgan recibe un pago como resultado de la compra de un producto de inversión por una cuenta de un cliente; o (4) cuando J.P. Morgan recibe un pago por la prestación de servicios (incluyendo el servicio a los accionistas, el mantenimiento de registros o la custodia) con respecto a productos de inversión adquiridos para la cartera de un cliente. Otros conflictos se producirán por las relaciones que J.P. Morgan tenga con otros clientes o cuando J.P. Morgan actúe por cuenta propia. Las estrategias de inversión se seleccionan tanto de J.P. Morgan como de gestores de activos de terceros y están sujetas a un proceso de revisión por parte de nuestros equipos de investigación de gestión. De este conjunto de estrategias, nuestros equipos de construcción de cartera seleccionan aquellas que consideramos que se ajustan a nuestros objetivos de asignación de activos y a nuestra visión del futuro para cumplir con el objetivo de inversión de la cartera.

Como cuestión general, preferimos las estrategias gestionadas por J.P. Morgan. Esperamos que la proporción de estrategias gestionadas por J.P. Morgan sea alta (de hecho, hasta el 100 por ciento) en estrategias como, por ejemplo, dinero en efectivo e ingreso fijo de alta calidad, sujetos a la ley aplicable y a cualquier consideración específica de la cuenta.

Si bien nuestras estrategias gestionadas de forma interna generalmente se alinean bien con nuestra visión de futuro, y estamos familiarizados con los procesos de inversión, así como con la filosofía de riesgo y cumplimiento de la firma, es importante señalar que J.P. Morgan recibe más tasas generales cuando se incluyen las estrategias gestionadas de forma interna. Ofrecemos la opción de excluir las estrategias gestionadas por J.P. Morgan (distintas de los productos de efectivo y liquidez) en determinadas carteras.

ENTIDAD LEGAL, MARCA E INFORMACIÓN REGULATORIA

En los Estados Unidos, JPMorgan Chase Bank, N.A. ofrece cuentas de depósito bancario y servicios relacionados, tales como cheques, ahorros y préstamos bancarios. Miembro de la FDIC (Corporación Federal de Seguro de Depósitos).

JPMorgan Chase Bank, N.A. y sus afiliadas (colectivamente “JPMCB”) ofrecen productos de inversión que pueden incluir cuentas de inversión administradas por bancos y custodia como parte de sus servicios fiduciarios. Otros productos y servicios de inversión, como cuentas de corretaje y asesoramiento, se ofrecen a través de J.P. Morgan Securities LLC (JPMS), miembro de FINRA y SIPC. Las anualidades están disponibles a través de Chase Insurance Agency, Inc. (CIA), una agencia de seguros con licencia que hace negocios como Chase Insurance Agency Services, Inc. en Florida. JPMCB, JPMS y CIA son empresas afiliadas bajo el control común de JPM. Productos no disponibles en todos los estados.

En Alemania, este material es emitido por J.P. Morgan SE, con domicilio social en Taunustor 1 (TaunusTurm), 60310 Fráncfort del Meno, Alemania, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesaufsicht) y el Banco Central Europeo (BEC). En Luxemburgo, este material es publicado por J.P. Morgan SE – Sucursal de Luxemburgo, con domicilio social en European Bank and Business Centre, 6 route de Treves, L-2633, Senningerberg, Luxemburgo, autorizada por el Bundesanstalt, el Banco Central Alemán (Benzdienstleististungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el BFin, el Banco Central de Alemania, el Banco Central de Alemania (Balancéut). Morgan SE – Sucursal de Luxemburgo también está supervisada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier (CSSF); registrada en virtud del R.C.S. Luxembourg B255938. En el Reino Unido, este material es emitido por J.P. Morgan SE – sucursal de Londres, con domicilio social en 25 Bank Street, Canary Wharf, Londres E14 5JP, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el BaFin, el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BEC); J.P. Morgan SE – sucursal de Londres también está supervisada por la Autoridad de Conducta Financiera y la Autoridad de Regulación Prudencial. En España, este material es distribuido por J.P. Morgan SE, Sucursal en España, con domicilio social en Paseo de la Castellana, 31, 28046 Madrid, España, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE, Sucursal en España, también está supervisada por la Comisión Española del Mercado de Valores (CNMV), registrada en el Banco de España como sucursal de J.P. Morgan SE bajo el código 1567. En Italia, este material es distribuido por

DE P.J. Morgan SE – Milán Sucursal, con domicilio social en Via Cordusio, n.3, Milán 20123, Italia, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE – Sucursal de Milán también está supervisada por el Banco de Italia y la Comisión Nazionale per le Società e la Borsa (CONSOB); registrada en el Banco de Italia como sucursal de J.P. Morgan SE con el código 8076; Cámara de Comercio de Milán Número de registro: REA MI 2536325. En los Países Bajos, este material es distribuido por J.P. Morgan SE – Sucursal de Ámsterdam, con domicilio social en World Trade Centre, Torre B, Strawinskylaan 1135, 1077 XX, Ámsterdam, Países Bajos, autorizada por el Bundesanstalt, Banco Central de Alemania (Deutchedienstististististungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el BaFin, el Banco Central de Alemania (Bancés) Morgan SE – Amsterdam Branch también está supervisada por De Nederlandsche Bank (DNB) y Autoriteit Financiële Markten (AFM) en los Países Bajos. Registrado con Kamer van Koophandel como sucursal de

DE P.J. Morgan SE con número de registro 72610220. En Dinamarca, este material es distribuido por J.P. Morgan SE – Sucursal de Copenhague, filial de J.P. Morgan SE, Tyskland, con domicilio social en Kalvebod Brygge 39-41, 1560 København V, Dinamarca, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzenstleistungsaufsicht (Fin) y supervisada conjuntamente por el BaFin, el Banco Central Alemán (Deutr Findienstististungsaufsicht) y el Bundchebanke. Morgan SE – Sucursal de Copenhague, filial de J.P. Morgan SE, Tyskland también está supervisada por Finanstilsynet (FSA danesa) y está registrada con Finanstilsynet como sucursal de J.P. Morgan SE bajo el código 29010. En Suecia, este material es distribuido por J.P. Morgan SE – Stockholm Bankfilial, con domicilio social en Hamngatan 15, Estocolmo, 11147, Suecia, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BEC);. Morgan SE – Stockholm Bankfilial también está supervisada por Finansinspektionen (FSA sueca); registrada con Finansinspektionen como sucursal de J.P. de Morgan SE. En Francia, este material es distribuido por JPMCB, sucursal de París, regulada por las autoridades bancarias francesas Autorité de Contrôle Prudentiel et de Résolution y Autorité des Marchés Financiers. En Suiza, este material es distribuido por J.P. Morgan (Suisse) SA, con domicilio social en rue de la Confédération, 8, 1211, Ginebra, Suiza, que está autorizada y supervisada por la Autoridad Suiza de Supervisión del Mercado Financiero (FINMA), como banco y como comerciante de valores en Suiza. Consulte el siguiente enlace para obtener información sobre J.P. La política de protección de datos de Morgan para EMEA: https://www.jpmorgan.com/privacy.

Esta comunicación tiene fines publicitarios según  la Markets in Financial Instruments Directive (MIFID II) y la Swiss Financial Services Act (FINSA). Los inversores no deberían suscribir o comprar ningún instrumento financiero referido en esta pieza publicitaria excepto sobre la base de información contenida en documentos legales aplicables, lo cual está o estará disponible  en las jurisdicciones relevantes.

En Hong Kong, este material es distribuido por JPMCB, sucursal de Hong Kong. JPMCB, sucursal de Hong Kong, está regulada por la Autoridad Monetaria de Hong Kong (Hong Kong Monetary Authority) y la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong (Securities and Futures Commission of Hong Kong). En Hong Kong, dejaremos de utilizar sus datos personales para nuestros fines de marketing sin cargo alguno si así lo solicita. En Singapur, este material es distribuido por JPMCB, Sucursal en Singapur. JPMCB, Sucursal en Singapur, está regulada por la Autoridad Monetaria de Singapur (Monetary Authority of Singapore). JPMCB, Sucursal en Hong Kong/Singapur (según se le notifique), le ofrece servicios de negociación y asesoramiento, así como servicios discrecionales de gestión de inversiones. Los servicios bancarios y de custodia son proporcionados por JPMCB Sucursal en Singapur. El contenido de este documento no ha sido revisado por ninguna autoridad reguladora en Hong Kong, Singapur o cualquier otra jurisdicción. Se recomienda actuar con cautela con respecto a la información proporcionada en este documento. Si tiene alguna duda sobre el contenido de este documento, debe obtener asesoramiento profesional independiente. Para aquellos materiales que constituyen promoción de productos conforme a la Ley de Títulos y Futuros y la Ley de Asesores Financieros, esta promoción no ha sido revisada por la Autoridad Monetaria de Singapur. JPMorgan Chase Bank, N.A. es una asociación bancaria nacional constituida bajo las leyes de los Estados Unidos y, como entidad corporativa, la responsabilidad de sus accionistas es limitada.

Con respecto a los países de América Latina, la distribución de este material puede estar restringida en ciertas jurisdicciones. Es posible que le ofrezcamos y/o vendamos valores u otros instrumentos financieros que no estén registrados y no sean objeto de una oferta pública en virtud de los valores u otras leyes de regulación financiera de su país de origen. Dichos valores o instrumentos se ofrecen y/o se venden a usted únicamente en forma privada. Cualquier comunicación que le enviemos con respecto a dichos valores o instrumentos, incluyendo sin limitación la entrega de un folleto, hoja de términos u otro documento de oferta, no pretende ser una oferta de venta o una solicitud de una oferta para comprar valores o instrumentos en cualquier jurisdicción en la que dicha oferta o solicitud sea ilegal. Además, dichos valores o instrumentos pueden estar sujetos a ciertas restricciones regulatorias y/o contractuales sobre su posterior transferencia, y usted es el único responsable de verificar y cumplir con dichas restricciones. En la medida en que este contenido haga referencia a un fondo, el Fondo no podrá ser ofertado públicamente en ningún país latinoamericano sin el registro previo de dichos valores de conformidad con las leyes de la jurisdicción correspondiente. La oferta pública de cualquier valor, incluyendo las acciones del Fondo, sin registro previo en la Comisión Nacional de Valores Mobiliarios de Brasil (CVM) está totalmente prohibida. Las plataformas de Brasil y México podrían no proporcionar en la actualidad algunos productos o servicios contenidos en los materiales.

JPMorgan Chase Bank, N.A. (JPMCBNA) (ABN 43 074 112 011 / AFS License No: 238367) está regulado por la Comisión Australiana de Valores e Inversiones y la Autoridad Australiana de Regulación Prudencial. El material proporcionado por JPMCBNA en Australia está destinado únicamente a "clientes mayoristas". Para los propósitos de este párrafo, el término "cliente mayorista" tiene el significado que se le da en la sección 761G de la Ley de Sociedades Anónimas de 2001 (Cth). Infórmenos si no es un cliente mayorista ahora o si deja de ser un cliente mayorista en cualquier momento en el futuro.

JPMS es una empresa extranjera registrada (en el extranjero) (ARBN 109293610) constituida en Delaware, EE. UU. Según los requisitos de licencia de servicios financieros de Australia, llevar a cabo un negocio de servicios financieros en Australia requiere un proveedor de servicios financieros, como JP Morgan Securities LLC (JPMS), para poseer una Licencia de Servicios Financieros de Australia (AFSL), a menos que se aplique una exención. JPMS está exento del requisito de tener un AFSL bajo la Ley de Corporaciones de 2001 (Cth) (Ley) con respecto a los servicios financieros que le brinda, y está regulado por la SEC, FINRA y CFTC bajo EE. UU. leyes, que difieren de las leyes australianas. El material proporcionado por JPMS en Australia está destinado únicamente a "clientes mayoristas". La información proporcionada en este material no tiene la intención de ser, y no debe ser, distribuida o transmitida, directa o indirectamente, a ninguna otra clase de personas en Australia. Para los propósitos de este párrafo, el término "cliente mayorista" tiene el significado que se le da en la sección 761G de la Ley. Infórmenos de inmediato si no es un cliente mayorista ahora o si deja de ser un cliente mayorista en cualquier momento en el futuro.

Este material no se ha preparado específicamente para inversores australianos:

  • Puede contener referencias a montos en dólares que no son dólares australianos;
  • Puede contener información financiera que no esté preparada de acuerdo con las leyes o prácticas australianas;
  • No puede abordar los riesgos asociados con la inversión en inversiones denominadas en moneda extranjera; y
  • No aborda cuestiones fiscales australianas.

Las referencias a "J.P. Morgan" se refieren a JPM, sus subsidiarias y afiliadas de todo el mundo. "J.P. Morgan Private Bank" es el nombre comercial de la banca privada que dirige JPM. Este material está destinado para su uso personal y no debe ser distribuido o utilizado por ninguna otra persona, ni duplicado para uso no personal, sin nuestro permiso. Si tiene alguna pregunta o desea dejar de recibir estos mensajes, póngase en contacto con su equipo de J.P. Morgan.

© 2022 JPMorgan Chase & Co. Todos los derechos reservados.

 

CONOZCA MÁS acerca de nuestra firma y los profesionales de la inversión a través de FINRA Brokercheck

Para conocer más sobre el negocio de inversiones de J.P. Morgan, incluyendo nuestras cuentas, productos y servicios, así como nuestra relación con usted, por favor revise nuestro Formulario CRS de J.P. Morgan Securities LLC y la Guía de Servicios de Inversión y Productos de Corretaje.

 

JPMorgan Chase Bank, N.A. y sus afiliadas (colectivamente “JPMCB”) ofrecen productos de inversión que pueden incluir cuentas de inversión administradas por bancos y custodia como parte de sus servicios fiduciarios. Otros productos y servicios de inversión como cuentas de corretaje y asesoramiento se ofrecen a través de J.P. Morgan Securities LLC ("JPMS"), miembro de FINRA y SIPC. JPMCB and JPMS son empresas afiliadas bajo el control común de JPMorgan Chase & Co. Los productos no están disponibles en todos los estados. Por favor, lea la Exención de responsabilidad legal junto con estas páginas.

LOS PRODUCTOS DE INVERSIÓN: • NO ESTÁN ASEGURADOS POR LA FDIC • NO SON UN DEPÓSITO U OTRA OBLIGACIÓN DE, NI ESTÁN GARANTIZADOS POR JPMORGAN CHASE BANK, N.A. NI NINGUNA DE SUS AFILIADAS • ESTÁN SUJETOS A RIESGOS DE INVERSIÓN, INCLUIDA LA POTENCIAL PÉRDIDA DEL MONTO DEL CAPITAL INVERTIDO

ehl image Los productos de depósitos bancarios, como por ejemplo las cuentas corrientes, de ahorros y préstamos bancarios, son ofrecidos por JPMorgan Chase Bank, N.A. Miembro de la FDIC. No es un compromiso de préstamo. Toda extensión de crédito está sujeta a aprobación de crédito.