Estrategia de inversión

¿Cómo atravesar la tormenta? Aquí van algunas ideas para los inversionistas

Aug 02, 2022

A medida que se acercan las últimas etapas del ciclo, exploramos cómo los inversionistas pueden fortalecer su cartera y navegar el riesgo.

El ciclo económico ha progresado rápidamente hacia sus últimas etapas y los riesgos están girando alrededor del final del dinero fácil, los efectos de la invasión rusa a Ucrania y el papel cambiante de China en la economía global. Parece probable que vaya a haber más turbulencia en los mercados, pero no subestimamos las oportunidades potenciales.

¿Qué medidas pueden tomar los inversionistas para fortalecer sus carteras en medio de los desafíos actuales?

Invertir hasta el fin del dinero fácil

El final de la era del dinero fácil estaba destinado a llegar, pero la inflación desenfrenada, una guerra imprevista en Ucrania y las renovadas preocupaciones por COVID en China han acelerado todo. A finales del año pasado, la Reserva Federal y varios de sus pares en todo el mundo insinuaron un ajuste, pero enfatizaron la naturaleza transitoria de las presiones inflacionarias a medida que los efectos del virus fueran desapareciendo. Sin embargo, la inflación ha resultado más alta y rígida de lo esperado, lo que ha llevado a los bancos centrales a tomar medidas más agresivas. Se espera que la Reserva Federal prosiga con su ciclo de alzas más importante desde 1994, lo cual, combinado con el endurecimiento cuantitativo y la eliminación de la expansión fiscal, marcaría la despedida del dinero fácil.

1. Use el efectivo estratégicamente

En momentos de volatilidad, es normal que los inversionistas prefieran tener efectivo en mano porque: (1) están ahorrando para un despliegue posterior con un mejor punto de entrada y/o (2) ven el efectivo como un activo defensivo en sus carteras. En el caso de la primera creemos que el beneficio del tiempo supera con creces el difícil proceso de intentar "cronometrar al mercado" (Gráfico 1). Respecto a la segunda razón, puede ser una táctica peligrosa porque la inflación erosiona el poder adquisitivo (Gráfico 2). Para cualquier decisión de inversión es importante pensar en sus objetivos.

Este gráfico muestra el rendimiento anualizado de una inversión de 10.000 dólares entre mayo de 2002 y mayo de 2022. Se consideran cuatro escenarios, sin importar si los retornos difieren considerablemente o no: •Totalmente invertido: 10.000 dólares devuelven 57.131 dólares (rendimiento anual de 9,11%) •Se pierde los 10 mejores días: 10.000 dólares devuelven 26.174 dólares (rendimiento anual de 4,93%) •Se pierde los 20 mejores días: 10.000 dólares devuelven 15.563 dólares(rendimiento anual de 2,24%) •Se pierde los 30 mejores días: 10.000 dólares devuelven 10.099 dólares(rendimiento anual de 0,05%)
Este gráfico muestra el rendimiento de las letras del Tesoro a tres meses y la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) básico entre enero de 1990 y mayo de 2022. La serie comienza con la letra del Tesoro en 7,9% y el IPC en 4,4%. En mayo de 1991, el IPC se dispara hasta 5,6%, antes de caer gradualmente a 2% durante los siguientes 10 años. Luego fluctúa en torno a ese nivel hasta marzo de 2021, cuando empieza a aumentar considerablemente hasta alcanzar un máximo de serie de 6,5% en marzo de 2022. Por su parte, las letras del Tesoro fueron más volátiles. Después de bajar a 2,9% en octubre de 1992, saltaron a 5,9% en febrero de 1995. A principios de la década de 2000 volvieron a disminuir y luego registraron picos en 2005 y 2006, antes de retroceder hasta 0% tras la crisis financiera mundial. Se mantuvieron en estos niveles durante casi una década hasta abril de 2019, cuando empezaron a subir lentamente hasta 2,4%, para volver a caer después de la pandemia de COVID-19 en 2020.

2. Confíe en la renta fija básica

En la misma línea que antes, la era de la deuda con rendimiento negativo está llegando a su fin y el enfoque tradicional 60/40 tiene ahora un atractivo renovado, ya que los bonos en la parte media y larga de la curva comienzan a ofrecer retornos reales positivos por primera vez en décadas. Además, en los niveles actuales, las tasas pueden ofrecer una mejor relación riesgo/recompensa que otras clases de activos, incluso en un escenario de recesión real.

Este gráfico muestra el retorno total potencial de los bonos agregados de Estados Unidos a 12 meses y en varios escenarios para los rendimientos del Tesoro a 10 años desde el nivel actual de 3,12%: •4% de rendimiento a 10 años: -3% de retorno •2,75% de rendimiento a 10 años: +6% de retorno •2,5% de rendimiento a 10 años: +8% de retorno •2,25% de rendimiento a 10 años: +10% de retorno •0,75% de rendimiento a 10 años: +17% de retorno

3. Use la escasez de capital a su favor

Si bien los balances de las empresas aún son bastante sólidos, es innegable que en los próximos años las empresas enfrentarán riesgos de refinanciamiento a tasas más altas. El capital no será tan abundante y solo los mejores saldrán ganando. Los inversionistas pueden aprovecharlo a su favor diversificando sus carteras con inversiones a más largo plazo, como el capital privado básico.

No todo el capital privado se construye de la misma manera. En los últimos años, los fondos enfocados en el crecimiento y los capitales de riesgo han dominado la escena porque estábamos en una recuperación económica boyante, pero esto ha cambiado. Como se observa en el Gráfico 4, el riesgo de refinanciamiento corporativo futuro y la escasez de capital deberían abrir oportunidades para adquisiciones y crédito privado. Una ventaja adicional es la disciplina para invertir en los mercados y evitar que los inversionistas enfrenten al dilema de tener que "cronometrar el mercado".

Este gráfico muestra el desempeño anualizado a cinco años más bajo de varios índices de activos entre 1995 y 2020 en los mercados públicos y privados: •Acciones: •Adquisiciones en mercados desarrollados (privados): +2,7% •Índice MSCI Mundo (público): -5,7% •Capital de riesgo/crecimiento (privado): -12,5% •Crédito: •Crédito privado: +4,6% •Índice de alto rendimiento de Bank of America(público): -0,9% •Índice de préstamos apalancados de Credit Suisse(público): -2,8% •Bienes raíces: •Bienes raíces privados: -8,1% •Índice FTSE Nareit All Equity REITs(público): -8,6 %

Navegar la volatilidad

Los rendimientos de los bonos están cerca de sus niveles más altos en años, y un crecimiento más lento y costos más elevados están afectando la confianza y rentabilidad corporativa. Estas dinámicas sugieren que las expectativas de retornos futuros de acciones y bonos están convergiendo. A medida que evoluciona el ciclo y aumentan los riesgos de recesión, es probable que la volatilidad sea una constante de los próximos meses.

4. Encuentre equilibrio y calidad en las acciones

Los inversionistas siempre quieren inyectar dinero en empresas de alta calidad y no en las de baja calidad. Pero en un mercado lleno de incertidumbre, no siempre es tan fácil.

Las empresas de calidad pueden proporcionar la visibilidad y certeza buscadas, dado que tienden a tener balances fuertes y puntajes de compromiso social, ambiental y de gobernabilidad (ESG por sus siglas en inglés) sólidos, generan ganancias consistentes, tienen equipos de administración que asignan capital de manera confiable y son buenos socios para los inversionistas. Las oportunidades dentro de sectores como la salud, industria y algunas áreas de tecnología pueden proporcionar dicha exposición.

Salud ofrece interesantes características defensivas: durante los últimos 25 años nunca ha experimentado un trimestre de crecimiento negativo de las ganancias, incluso durante la crisis financiera mundial (Gráfico 5). Las empresas industriales, aunque de naturaleza cíclica, están cada vez más respaldadas por la automatización y alimentadas por el apoyo de políticas. Las de tecnología han sufrido en medio del aumento de las tasas de interés, pero dada la magnitud de la liquidación hasta el momento y el potencial para impulsar el crecimiento a través de la innovación, algunas áreas del sector, como el software, parecen atractivas para los inversionistas a largo plazo que aún no tienen una gran exposición al crecimiento.

Este gráfico muestra el crecimiento anual de las ganancias por acción (GPA) del Índice S&P 500 y del sector de salud del S&P 500. Entre 2000 y 2021, el S&P 500 generó un crecimiento de GPA negativo en cinco ocasiones: 2000, 2006, 2007, 2008 y 2019, pero experimentó el mayor crecimiento de GPA en 2020 (48%), 2009 (40%) y 2003 (25%), superando el del sector salud, que fue de 24% en 2020. Sin embargo, el sector ha generado un crecimiento de GPA positivo en todos los años de esta serie. Como resultado, el crecimiento promedio de las GPA de salud fue de 9,8%, +2% por encima del promedio de 7,7% del S&P 500.
Dicho esto, es fundamental practicar la disciplina y el equilibrio. Las valoraciones se han contraído significativamente este año: la relación precio/ganancia/crecimiento (PGC) a 12 meses del S&P 500 ha caído alrededor de 30% (Gráfico 6). Si bien estos niveles pueden parecer convincentes, los riesgos son elevados y las empresas ya han comenzado a emitir advertencias de ganancias para los próximos trimestres. Estamos enfocados en aquellas que puedan proporcionar crecimiento al precio adecuado.
Este gráfico muestra la relación precio/ganancia/crecimiento (PGC) de todas las empresas del S&P 500 a partir de las estimaciones de crecimiento de ganancia por acción (GPA) del consenso para 2023. El promedio ponderado del valor de mercado de la relación PCG de todos los índices del S&P 500 es 1,3x. El gráfico muestra que el punto óptimo para las empresas en términos de crecimiento a un precio razonable es una relación PCG positiva, pero por debajo del promedio del S&P 500.

5. Protéjase contra la inflación

La inflación continúa complicando las perspectivas, especialmente porque los bancos centrales parecen decididos a aliviar las presiones sobre los precios a expensas del crecimiento. Pero los activos reales, como las materias primas, bienes raíces e infraestructura, pueden proporcionar una fuente de protección ya que históricamente han superado a los mercados amplios durante entornos inflacionarios (Gráfico 7).

Este gráfico muestra la correlación entre activos e inflación según los supuestos para el mercado de capitales a largo plazo de J.P. Morgan. Los activos reales y otras inversiones alternativas ofrecen la correlación positiva más fuerte con la inflación, siendo los bienes raíces básicos de Estados Unidos y Europa los que presentan el valor más alto, por encima de 0,3. Por otro lado, la renta fija tiene la correlación negativa más grande. La de los bonos del Tesoro es -0,2, pero la de los de alto rendimiento de Estados Unidos es positiva. Las acciones generalmente exhiben una ligera correlación positiva, excepto las asiáticas, caso en la que se invierte.

En particular, las materias primas ya han experimentado un repunte significativo: solo en el último año, el Índice Amplio de Materias Primas de Bloomberg ha subido más de un ~25%. Si bien es probable que ya se haya visto gran parte del repunte, los precios seguirán respaldados por las persistentes tensiones geopolíticas, los problemas en la cadena de suministro y la recuperación pandémica aún en curso, así como por las inversiones ESG que redirigen el capital hacia las energías renovables y la política gubernamental. Con una cuidadosa selección y mantenimiento, los beneficios de diversificación de las materias primas dentro de las carteras pueden ser atractivos. En este sentido, mantener una exposición táctica (a través de acciones, bonos o las propias materias primas) puede ser prudente como cobertura contra la inflación.

6. Aproveche las dislocaciones y vaivenes del mercado

La volatilidad es incómoda, pero puede tener sus ventajas. Cuando es elevada, provee un entorno ideal para utilizar administradores activos y dinámicos, así como opciones y productos estructurados para proteger las carteras y/o mejorar los retornos esperados. Dependiendo de sus objetivos y tolerancia al riesgo, estas estrategias pueden ofrecer protección contra pérdidas con un atractivo potencial alcista.

Estar preparado para el próximo ciclo

Tal como lo vemos, el próximo ciclo probablemente presentará desarrollos significativos en la transición energética, seguridad alimentaria y sector de defensa, así como en lo relacionado con la infraestructura repensada. Al final del día, invertir durante el ciclo también significa hacerlo para el próximo. 

7. Enfóquese en áreas alineadas con las prioridades políticas

La independencia energética y seguridad alimentaria se han convertido en una necesidad a medida que el mundo, especialmente Europa, lidia con las repercusiones de la guerra en Ucrania. Los países han actuado rápidamente: por ejemplo, la iniciativa RePowerEU busca reducir en dos tercios la demanda de gas ruso de la Unión Europea (UE) antes de finales de año. Como parte de estos planes, se ha acelerado el paso hacia fuentes de energía más sostenibles. Las iniciativas ecológicas, descarbonización y energías renovables están todas en el punto de mira. Además, con precios agrícolas en alza, creemos que ahora estamos al inicio de un nuevo ciclo de inversión y reemplazo de maquinaria, con un enfoque en la agricultura de precisión para reducir el uso de fertilizantes. 

El gasto en defensa, tanto tradicional como cibernético, también está en aumento. Un ejemplo es Alemania, que históricamente se ha mostrado reacia a incrementarlo. Sin embargo, solo unos días después de la invasión rusa a Ucrania, anunció un presupuesto 100.000 millones de euros para 2022, comprometiéndose a alcanzar el objetivo de 2% (en 2021 solo gastó 1,3%) del Producto Interno Bruto (PIB) en defensa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Prevemos que más países se le unirán a Alemania, por lo que es probable que este sea solo el comienzo de un ciclo alcista de varios años en el sector de defensa. Para medir el impacto potencial, si hoy cada miembro europeo cumpliera con el objetivo de 2% del PIB, el gasto en defensa de la OTAN en Europa aumentaría alrededor de 25% (Gráfico 8).

 

Este gráfico muestra el déficit acumulado en el gasto de defensa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) entre 2000 y 2020 respecto al objetivo de 2%. La serie comienza en 2000 con sólo 21 mil millones de dólares por debajo del objetivo, para luego caer constantemente durante los próximos 20 años. Durante la década de 2000 hubo disminuciones moderadas en el gasto en relación con el objetivo hasta llegar a menos de 250 mil millones de dólares en 2010. Sin embargo, en los últimos 10 años cayó más bruscamente hasta alcanzar -1,43 billones de dólares en 2020

En ese contexto, es importante decir que la ciberseguridad se considera cada vez más como una parte necesaria de la defensa, dado el cambio al trabajo remoto basado en la nube y la digitalización de muchas industrias. Se espera que los costos anuales del delito cibernético aumenten de seis billones de dólares en la actualidad a 10.5 billones de dólares para 2025. Por su parte, la fuerza laboral de seguridad cibernética global debe expandirse 89% para defender de manera efectiva los activos corporativos críticos.

Por último, la infraestructura, tanto tradicional como digital, es un claro beneficiario del apoyo fiscal prometido y propuesto (y, como mencionábamos antes, también puede actuar como cobertura contra la inflación). El año pasado, la administración Biden aprobó un histórico proyecto de ley de infraestructura centrado en mejorar tanto la parte física (carreteras, ferrovías y aeropuertos) como la digital (internet de alta velocidad, carga de vehículos eléctricos y 5G), y la UE está en un camino similar a través del Fondo de Recuperación. 

Creemos que hay oportunidades convincentes para posicionar las carteras en las últimas fases de este ciclo económico. Comuníquese con nosotros para descubrir qué significan estas perspectivas para sus planes de inversión a largo plazo.

DEFINICIÓN DE ÍNDICES

El Índice S&P 500 incluye 500 empresas estadounidenses líderes que cotizan en bolsa y su foco principal es la capitalización de mercado.

Más información sobre cómo convertirse en cliente de la banca privada de J.P. Morgan

Por favor, cuéntenos sobre usted y un miembro de nuestro equipo le contactará

*Campos obligatorios

Más información sobre cómo convertirse en cliente de la banca privada de J.P. Morgan

Por favor, cuéntenos sobre usted y un miembro de nuestro equipo le contactará

Introduzca su nombre

> or < are not allowed

Only 40 characters allowed

Introduzca sus apellidos

> or < are not allowed

Only 40 characters allowed

Seleccione su país de residencia

Introduzca el prefijo de su país

Introduzca el prefijo de su país

> or < are not allowed

Introduzca su número de teléfono

El número de teléfono debe constar de 10 dígitos

Por favor ingrese su teléfono

> or < are not allowed

Only 15 characters allowed

Introduzca su número de teléfono

Por favor ingrese su teléfono

> or < are not allowed

Only 15 characters allowed

Introduzca una dirección postal válida

> or < are not allowed

Only 35 characters allowed

> or < are not allowed

Only 35 characters allowed

Introduzca su ciudad

> or < are not allowed

Only 35 characters allowed

Seleccione su estado

> or < are not allowed

Introduzca su código ZIP

Por favor, proporcione un código postal válido

> or < are not allowed

Only 9 characters allowed

Introduzca su código postal

Por favor, proporcione un código postal válido

> or < are not allowed

Only 9 characters allowed

Cuéntenos más acerca de usted

0/1000

Only 1000 characters allowed

La casilla no ha sido marcada

Sus búsquedas recientes

Información importante

Este material es solo para fines informativos y puede informarle de ciertos productos y servicios ofrecidos por los negocios de banca privada de J.P. Morgan, parte de JPMorgan Chase & Co. ("JPM"). Los productos y servicios descritos, así como los honorarios, cargos y tasas de interés asociados, están sujetos a cambios de conformidad con los acuerdos de cuenta aplicables y pueden diferir entre las distintas ubicaciones geográficas.

No todos los productos y servicios se ofrecen en todos los lugares. Si usted es una persona con una discapacidad y necesita apoyo adicional para tener acceso a este material, por favor, póngase en contacto con su equipo de J.P. Morgan o envíe un correo electrónico a accessibility.support@jpmorgan.com para recibir ayuda. Por favor, lea toda la información importante.

RIESGOS Y CONSIDERACIONES GENERALES. Cualquier opinión, estrategia o producto discutido en este material puede no ser apropiado para todas las personas y está sujeto a riesgos. Los inversores pueden obtener menos de lo que invirtieron, y el desempeño pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. La asignación o diversificación de activos no garantiza una ganancia o protección contra pérdidas. Nada de lo contenido en este material debe utilizarse de forma aislada con el fin de tomar una decisión de inversión. Se le insta a considerar cuidadosamente si los servicios, productos, clases de activos (por ejemplo, acciones, ingreso fijo, inversiones alternativas, materias primas, etc.) o si las estrategias discutidas son adecuadas a sus necesidades. También debe considerar los objetivos, riesgos, cargos y gastos asociados con un servicio, producto o estrategia de inversión antes de tomar una decisión de inversión. Para esto y para obtener información más completa, incluido el análisis de sus metas y situación, comuníquese con su equipo de J.P. Morgan.

NO CONFIANZA. Cierta información contenida en este material se considera confiable; sin embargo, JPM no representa ni garantiza su exactitud, confiabilidad o integridad, ni acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño (ya sea directo o indirecto) que surja del uso de todo o parte de este material. No se debe hacer ninguna representación o garantía con respecto a los cálculos, gráficos, tablas, diagramas o comentarios de este material, que se proporcionan solo con fines ilustrativos o de referencia. Los puntos de vista, opiniones, estimaciones y estrategias aquí expresadas constituyen nuestro juicio basado en las condiciones actuales del mercado y están sujetos a cambios sin previo aviso. JPM no asume ninguna obligación de actualizar la información de este material en caso de que dicha información cambie. Los puntos de vista, opiniones, estimaciones y estrategias aquí expresados pueden diferir de los expresados por otras áreas de JPM, así como de los puntos de vista expresados para otros propósitos o en otros contextos. Este material no debe ser considerado como un informe de investigación. Los resultados y riesgos proyectados se basan únicamente en ejemplos hipotéticos citados, y los resultados y riesgos reales variarán dependiendo de las circunstancias específicas. Las declaraciones a futuro no deben ser consideradas como garantías o predicciones de eventos futuros.

Nada de lo contenido en este documento se debe interpretar como si diera lugar a un deber de cuidado o a una relación de asesoramiento con usted o con un tercero. Nada de lo contenido en este documento se considerará como una oferta, solicitud, recomendación o asesoramiento (ya sea financiero, contable, legal, fiscal o de otro tipo) realizado por J.P. Morgan y/o sus directivos o empleados, independientemente de que dicha comunicación se haya realizado o no a petición suya. J.P. Morgan y sus filiales y empleados no proporcionan asesoramiento fiscal, legal ni contable. Usted debería consultar a sus propios asesores fiscales, legales y contables antes de realizar cualquier transacción financiera.

INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE SUS INVERSIONES Y POSIBLES CONFLICTOS DE INTERÉS

Surgirán conflictos de interés cuando JPMorgan Chase Bank, N.A. o cualquiera de sus afiliados (en conjunto, “J.P. Morgan”) tengan un incentivo económico o de otro tipo, real o percibido, en la gestión de las carteras de nuestros clientes para actuar de forma que beneficie a J.P. Morgan. Se producirán conflictos, por ejemplo (en la medida en que las siguientes actividades estén permitidas en su cuenta): (1) cuando J.P. Morgan invierte en un producto de inversión, como un fondo mutualista, un producto estructurado, una cuenta gestionada por separado o un fondo de cobertura emitido o gestionado por JPMorgan Chase Bank, N.A. o un afiliado, como J.P. Morgan Investment Management Inc; (2) cuando una entidad obtiene servicios, incluyendo ejecución de operaciones y compensación de operaciones, de un afiliado;(3) cuando J.P. Morgan recibe un pago como resultado de la compra de un producto de inversión por una cuenta de un cliente; o (4) cuando J.P. Morgan recibe un pago por la prestación de servicios (incluyendo el servicio a los accionistas, el mantenimiento de registros o la custodia) con respecto a productos de inversión adquiridos para la cartera de un cliente. Otros conflictos se producirán por las relaciones que J.P. Morgan tenga con otros clientes o cuando J.P. Morgan actúe por cuenta propia. Las estrategias de inversión se seleccionan tanto de J.P. Morgan como de gestores de activos de terceros y están sujetas a un proceso de revisión por parte de nuestros equipos de investigación de gestión. De este conjunto de estrategias, nuestros equipos de construcción de cartera seleccionan aquellas que consideramos que se ajustan a nuestros objetivos de asignación de activos y a nuestra visión del futuro para cumplir con el objetivo de inversión de la cartera.

Como cuestión general, preferimos las estrategias gestionadas por J.P. Morgan. Esperamos que la proporción de estrategias gestionadas por J.P. Morgan sea alta (de hecho, hasta el 100 por ciento) en estrategias como, por ejemplo, dinero en efectivo e ingreso fijo de alta calidad, sujetos a la ley aplicable y a cualquier consideración específica de la cuenta.

Si bien nuestras estrategias gestionadas de forma interna generalmente se alinean bien con nuestra visión de futuro, y estamos familiarizados con los procesos de inversión, así como con la filosofía de riesgo y cumplimiento de la firma, es importante señalar que J.P. Morgan recibe más tasas generales cuando se incluyen las estrategias gestionadas de forma interna. Ofrecemos la opción de excluir las estrategias gestionadas por J.P. Morgan (distintas de los productos de efectivo y liquidez) en determinadas carteras.

ENTIDAD LEGAL, MARCA E INFORMACIÓN REGULATORIA

En los Estados Unidos, JPMorgan Chase Bank, N.A. ofrece cuentas de depósito bancario y servicios relacionados, tales como cheques, ahorros y préstamos bancarios. Miembro de la FDIC (Corporación Federal de Seguro de Depósitos).

JPMorgan Chase Bank, N.A. y sus afiliadas (colectivamente “JPMCB”) ofrecen productos de inversión que pueden incluir cuentas de inversión administradas por bancos y custodia como parte de sus servicios fiduciarios. Otros productos y servicios de inversión, como cuentas de corretaje y asesoramiento, se ofrecen a través de J.P. Morgan Securities LLC (JPMS), miembro de FINRA y SIPC. Las anualidades están disponibles a través de Chase Insurance Agency, Inc. (CIA), una agencia de seguros con licencia que hace negocios como Chase Insurance Agency Services, Inc. en Florida. JPMCB, JPMS y CIA son empresas afiliadas bajo el control común de JPM. Productos no disponibles en todos los estados.

En Alemania, este material es emitido por J.P. Morgan SE, con domicilio social en Taunustor 1 (TaunusTurm), 60310 Fráncfort del Meno, Alemania, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesaufsicht) y el Banco Central Europeo (BEC). En Luxemburgo, este material es publicado por J.P. Morgan SE – Sucursal de Luxemburgo, con domicilio social en European Bank and Business Centre, 6 route de Treves, L-2633, Senningerberg, Luxemburgo, autorizada por el Bundesanstalt, el Banco Central Alemán (Benzdienstleististungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el BFin, el Banco Central de Alemania, el Banco Central de Alemania (Balancéut). Morgan SE – Sucursal de Luxemburgo también está supervisada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier (CSSF); registrada en virtud del R.C.S. Luxembourg B255938. En el Reino Unido, este material es emitido por J.P. Morgan SE – sucursal de Londres, con domicilio social en 25 Bank Street, Canary Wharf, Londres E14 5JP, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el BaFin, el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BEC); J.P. Morgan SE – sucursal de Londres también está supervisada por la Autoridad de Conducta Financiera y la Autoridad de Regulación Prudencial. En España, este material es distribuido por J.P. Morgan SE, Sucursal en España, con domicilio social en Paseo de la Castellana, 31, 28046 Madrid, España, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE, Sucursal en España, también está supervisada por la Comisión Española del Mercado de Valores (CNMV), registrada en el Banco de España como sucursal de J.P. Morgan SE bajo el código 1567. En Italia, este material es distribuido por

DE P.J. Morgan SE – Milán Sucursal, con domicilio social en Via Cordusio, n.3, Milán 20123, Italia, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BCE); J.P. Morgan SE – Sucursal de Milán también está supervisada por el Banco de Italia y la Comisión Nazionale per le Società e la Borsa (CONSOB); registrada en el Banco de Italia como sucursal de J.P. Morgan SE con el código 8076; Cámara de Comercio de Milán Número de registro: REA MI 2536325. En los Países Bajos, este material es distribuido por J.P. Morgan SE – Sucursal de Ámsterdam, con domicilio social en World Trade Centre, Torre B, Strawinskylaan 1135, 1077 XX, Ámsterdam, Países Bajos, autorizada por el Bundesanstalt, Banco Central de Alemania (Deutchedienstististististungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el BaFin, el Banco Central de Alemania (Bancés) Morgan SE – Amsterdam Branch también está supervisada por De Nederlandsche Bank (DNB) y Autoriteit Financiële Markten (AFM) en los Países Bajos. Registrado con Kamer van Koophandel como sucursal de DE P.J. Morgan SE con número de registro 72610220. En Dinamarca, este material es distribuido por J.P. Morgan SE – Sucursal de Copenhague, filial de J.P. Morgan SE, Tyskland, con domicilio social en Kalvebod Brygge 39-41, 1560 København V, Dinamarca, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzenstleistungsaufsicht (Fin) y supervisada conjuntamente por el BaFin, el Banco Central Alemán (Deutr Findienstististungsaufsicht) y el Bundchebanke. Morgan SE – Sucursal de Copenhague, filial de J.P. Morgan SE, Tyskland también está supervisada por Finanstilsynet (FSA danesa) y está registrada con Finanstilsynet como sucursal de J.P. Morgan SE bajo el código 29010. En Suecia, este material es distribuido por J.P. Morgan SE – Stockholm Bankfilial, con domicilio social en Hamngatan 15, Estocolmo, 11147, Suecia, autorizada por el Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin) y supervisada conjuntamente por el Banco Central Alemán (Deutsche Bundesbank) y el Banco Central Europeo (BEC);. Morgan SE – Stockholm Bankfilial también está supervisada por Finansinspektionen (FSA sueca); registrada con Finansinspektionen como sucursal de J.P. de Morgan SE. En Francia, este material es distribuido por JPMorgan Chase Bank, N.A, sucursal de París, con oficina registrada en Place Vendome 14, 75001, París, (Francia), regulada por las autoridades bancarias francesas Autorité de Contrôle Prudentiel et de Résolution y Autorité des Marchés. En Suiza, este material es distribuido por J.P. Morgan (Suisse) SA, con domicilio social en rue du Rhône, 35, 1204, Ginebra, Suiza, que está autorizada y supervisada por la Autoridad Suiza de Supervisión del Mercado Financiero (FINMA), como banco y como comerciante de valores en Suiza.

Esta comunicación tiene fines publicitarios según  la Markets in Financial Instruments Directive (MIFID II) y la Swiss Financial Services Act (FINSA). Los inversores no deberían suscribir o comprar ningún instrumento financiero referido en esta pieza publicitaria excepto sobre la base de información contenida en documentos legales aplicables, lo cual está o estará disponible  en las jurisdicciones relevantes.

En Hong Kong, este material es distribuido por JPMCB, sucursal de Hong Kong. JPMCB, sucursal de Hong Kong, está regulada por la Autoridad Monetaria de Hong Kong (Hong Kong Monetary Authority) y la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong (Securities and Futures Commission of Hong Kong). En Hong Kong, dejaremos de utilizar sus datos personales para nuestros fines de marketing sin cargo alguno si así lo solicita. En Singapur, este material es distribuido por JPMCB, Sucursal en Singapur. JPMCB, Sucursal en Singapur, está regulada por la Autoridad Monetaria de Singapur (Monetary Authority of Singapore). JPMCB, Sucursal en Hong Kong/Singapur (según se le notifique), le ofrece servicios de negociación y asesoramiento, así como servicios discrecionales de gestión de inversiones. Los servicios bancarios y de custodia son proporcionados por JPMCB Sucursal en Singapur. El contenido de este documento no ha sido revisado por ninguna autoridad reguladora en Hong Kong, Singapur o cualquier otra jurisdicción. Se recomienda actuar con cautela con respecto a la información proporcionada en este documento. Si tiene alguna duda sobre el contenido de este documento, debe obtener asesoramiento profesional independiente. Para aquellos materiales que constituyen promoción de productos conforme a la Ley de Títulos y Futuros y la Ley de Asesores Financieros, esta promoción no ha sido revisada por la Autoridad Monetaria de Singapur. JPMorgan Chase Bank, N.A. es una asociación bancaria nacional constituida bajo las leyes de los Estados Unidos y, como entidad corporativa, la responsabilidad de sus accionistas es limitada.

Con respecto a los países de América Latina, la distribución de este material puede estar restringida en ciertas jurisdicciones. Es posible que le ofrezcamos y/o vendamos valores u otros instrumentos financieros que no estén registrados y no sean objeto de una oferta pública en virtud de los valores u otras leyes de regulación financiera de su país de origen. Dichos valores o instrumentos se ofrecen y/o se venden a usted únicamente en forma privada. Cualquier comunicación que le enviemos con respecto a dichos valores o instrumentos, incluyendo sin limitación la entrega de un folleto, hoja de términos u otro documento de oferta, no pretende ser una oferta de venta o una solicitud de una oferta para comprar valores o instrumentos en cualquier jurisdicción en la que dicha oferta o solicitud sea ilegal. Además, dichos valores o instrumentos pueden estar sujetos a ciertas restricciones regulatorias y/o contractuales sobre su posterior transferencia, y usted es el único responsable de verificar y cumplir con dichas restricciones. En la medida en que este contenido haga referencia a un fondo, el Fondo no podrá ser ofertado públicamente en ningún país latinoamericano sin el registro previo de dichos valores de conformidad con las leyes de la jurisdicción correspondiente. La oferta pública de cualquier valor, incluyendo las acciones del Fondo, sin registro previo en la Comisión Nacional de Valores Mobiliarios de Brasil (CVM) está totalmente prohibida. Las plataformas de Brasil y México podrían no proporcionar en la actualidad algunos productos o servicios contenidos en los materiales.

JPMorgan Chase Bank, N.A. (JPMCBNA) (ABN 43 074 112 011 / AFS License No: 238367) está regulado por la Comisión Australiana de Valores e Inversiones y la Autoridad Australiana de Regulación Prudencial. El material proporcionado por JPMCBNA en Australia está destinado únicamente a "clientes mayoristas". Para los propósitos de este párrafo, el término "cliente mayorista" tiene el significado que se le da en la sección 761G de la Ley de Sociedades Anónimas de 2001 (Cth). Infórmenos si no es un cliente mayorista ahora o si deja de ser un cliente mayorista en cualquier momento en el futuro.

JPMS es una empresa extranjera registrada (en el extranjero) (ARBN 109293610) constituida en Delaware, EE. UU. Según los requisitos de licencia de servicios financieros de Australia, llevar a cabo un negocio de servicios financieros en Australia requiere un proveedor de servicios financieros, como JP Morgan Securities LLC (JPMS), para poseer una Licencia de Servicios Financieros de Australia (AFSL), a menos que se aplique una exención. JPMS está exento del requisito de tener un AFSL bajo la Ley de Corporaciones de 2001 (Cth) (Ley) con respecto a los servicios financieros que le brinda, y está regulado por la SEC, FINRA y CFTC bajo EE. UU. leyes, que difieren de las leyes australianas. El material proporcionado por JPMS en Australia está destinado únicamente a "clientes mayoristas". La información proporcionada en este material no tiene la intención de ser, y no debe ser, distribuida o transmitida, directa o indirectamente, a ninguna otra clase de personas en Australia. Para los propósitos de este párrafo, el término "cliente mayorista" tiene el significado que se le da en la sección 761G de la Ley. Infórmenos de inmediato si no es un cliente mayorista ahora o si deja de ser un cliente mayorista en cualquier momento en el futuro.

Este material no se ha preparado específicamente para inversores australianos:

  • Puede contener referencias a montos en dólares que no son dólares australianos;
  • Puede contener información financiera que no esté preparada de acuerdo con las leyes o prácticas australianas;
  • No puede abordar los riesgos asociados con la inversión en inversiones denominadas en moneda extranjera; y
  • No aborda cuestiones fiscales australianas.

Las referencias a "J.P. Morgan" se refieren a JPM, sus subsidiarias y afiliadas de todo el mundo. "J.P. Morgan Private Bank" es el nombre comercial de la banca privada que dirige JPM. Este material está destinado para su uso personal y no debe ser distribuido o utilizado por ninguna otra persona, ni duplicado para uso no personal, sin nuestro permiso. Si tiene alguna pregunta o desea dejar de recibir estos mensajes, póngase en contacto con su equipo de J.P. Morgan.

© 2022 JPMorgan Chase & Co. Todos los derechos reservados.

CONOZCA MÁS acerca de nuestra firma y los profesionales de la inversión a través de FINRA Brokercheck

Para conocer más sobre el negocio de inversiones de J.P. Morgan, incluyendo nuestras cuentas, productos y servicios, así como nuestra relación con usted, por favor revise nuestro Formulario CRS de J.P. Morgan Securities LLC y la Guía de Servicios de Inversión y Productos de Corretaje.

 

JPMorgan Chase Bank, N.A. y sus afiliadas (colectivamente “JPMCB”) ofrecen productos de inversión que pueden incluir cuentas de inversión administradas por bancos y custodia como parte de sus servicios fiduciarios. Otros productos y servicios de inversión como cuentas de corretaje y asesoramiento se ofrecen a través de J.P. Morgan Securities LLC ("JPMS"), miembro de FINRA y SIPC. JPMCB and JPMS son empresas afiliadas bajo el control común de JPMorgan Chase & Co. Los productos no están disponibles en todos los estados. Por favor, lea la Exención de responsabilidad legal junto con estas páginas.

LOS PRODUCTOS DE INVERSIÓN: • NO ESTÁN ASEGURADOS POR LA FDIC • NO SON UN DEPÓSITO U OTRA OBLIGACIÓN DE, NI ESTÁN GARANTIZADOS POR JPMORGAN CHASE BANK, N.A. NI NINGUNA DE SUS AFILIADAS • ESTÁN SUJETOS A RIESGOS DE INVERSIÓN, INCLUIDA LA POTENCIAL PÉRDIDA DEL MONTO DEL CAPITAL INVERTIDO

ehl image Los productos de depósitos bancarios, como por ejemplo las cuentas corrientes, de ahorros y préstamos bancarios, son ofrecidos por JPMorgan Chase Bank, N.A. Miembro de la FDIC. No es un compromiso de préstamo. Toda extensión de crédito está sujeta a aprobación de crédito.